Un diputado ex rehén de las FARC detenido por asesinato de 11 de sus compañeros

 Las autoridades colombianas capturaron hoy al exdiputado y exrehén de las FARC, Sigifredo López, por su presunta responsabilidad en el secuestro y posterior asesinato de 11 legisladores regionales de la Asamblea del Valle del Cauca a manos de esos rebeldes, informó la Fiscalía.

Un comunicado de la institución señaló que López fue detenido por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) en Cali, capital del departamento del Valle del Cauca (suroeste).

La orden se hizo efectiva por petición del Fiscal 38 de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH.

"El exdiputado también está procesado por el homicidio del policía cometido el 11 de abril de 2002, cuando un grupo de las FARC perpetró el secuestro masivo en la Asamblea del Valle", señala el documento.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asesinaron a los once diputados regionales en junio de 2007, en un paraje selvático y montañosos del suroeste del país.

López, del Partido Liberal (PL), será trasladado en las próximas horas a Bogotá, en donde un fiscal de instrucción le resolverá su situación jurídica.

El legislador regional y once de sus compañeros fueron secuestrados por un comando de las FARC el 11 de abril de 2002 dentro de la sede de la Asamblea en el centro de Cali, a plena luz del día y en una acción con ribetes cinematográficos.

Los once compañeros de López murieron de forma aún no aclarada durante el cautiverio, mientras que López, el único superviviente, fue liberado por esa guerrilla en febrero de 2009, gracias a las gestiones de la exsenadora Piedad Córdoba.

López dijo que no murió como sus otros compañeros porque no estaba en ese momento en el campamento guerrillero en donde sucedieron los hechos.

Luego de recuperar su libertad, regresó a la actividad política e incluso fue aspirante a la Alcaldía de Cali, en las elecciones de 2011.

López y sus compañeros estuvieron en una lista de personas que las FARC pretendían canjear por guerrilleros presos en cárceles colombianas y del exterior.