Siete meses de cárcel para el ex alcalde de Armilla

Ya son tres. El Juzgado de lo Penal 3 de Granada ha condenado a siete meses de cárcel y siete años de inhabilitación al ex alcalde y al ex edil de Urbanismo de Armilla, José Antonio Morales Cara y Gabriel Cañavate, por un delito de prevaricación urbanística en la concesión de la licencia de obras al centro comercial Nevada. El tribunal condena también a Tomás Olivo, promotor de las instalaciones a través de la empresa General de Galerías Comerciales, a siete meses de cárcel e inhabilitación y multa de 7.800 euros por un delito contra la ordenación del territorio por la construcción, en zona verde, de una parte del centro que el juez ordena demoler con cargo al empresario –algo menos de mil metros cuadrados respecto de los 275.000 construidos sobre una superficie de 120.000–. Olivo queda exculpado, por contra, de un delito de desobediencia grave a la autoridad, según la sentencia, que absuelve igualmente al resto de los acusados –los cuatro concejales miembros de la Junta de Gobierno local que otorgaron, con su voto a favor, la licencia de obras, dos arquitectos, un abogado y una letrada de la Diputación– del delito de prevaricación urbanística que les atribuía el fiscal del caso.