El sector celebra la derogación del Senado de los recortes retroactivos a la fotovoltaica

Un hombre toca la superficie de unas placas solares
Un hombre toca la superficie de unas placas solares

La Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF), la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) y la sección Fotovoltaica de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), celebran la decisión tomada por el Senado de anular el recorte de horas a las plantas fotovoltaicas que el Gobierno había introducido en el Real Decreto-Ley 14/2010. Concretamente, el Pleno del Senado ha aprobado una enmienda, presentada a iniciativa del Grupo Mixto y del Grupo Nacionalista, en la Ley Orgánica Complementaria de la Ley de Economía Sostenible, que deroga la disposición adicional primera y la disposición transitoria segunda del citado RD-L, que marcaban una limitación de horas anuales a la producción fotovoltaica con derecho a prima. Esta modificación de lo que recogía en su día el BOE, y en base a lo cual se hicieron las inversiones, suponía en términos económicos 740 millones de euros anuales, un 26 por ciento de los ingresos totales del Sector.

 

La derogación mencionada supone que el Senado retoma, según el sector, "la senda de la seguridad jurídica en España". La medida suprimida ya había sido duramente criticada por el sector fotovoltaico y por el propio comisario europeo de Energía, tildándola de retroactiva e inaceptable; a su juicio, suponía un grave paso atrás en los compromisos renovables adquiridos con Bruselas y cuestionaban la seguridad jurídica española.

 

Esta derogación ha sido posible gracias a los votos del PP, PNV, ERC, ICV, BNG y los senadores del Grupo Mixto. Algunas de las intervenciones de los senadores fueron especialmente duras, señalando que el sector fotovoltaico no es culpable del déficit tarifario, que se está engañando a los ciudadanos con el déficit de tarifa o que no se pueden cambiar las reglas del juego a mitad de partida.

 

También se oyeron en el Senado comparaciones con el modelo alemán, que ha instalado en los últimos dos años más de 11 GW de fotovoltaica (en estos años, el mercado español ha tenido una mínima actividad por la regulación del Gobierno). Alemania, que está realizando la mayor apuesta por la fotovoltaica a nivel mundial, tuvo en 2010 un crecimiento del 3,6 por ciento, está cercana al pleno empleo y no tiene déficit tarifario.

El próximo paso de la tramitación de la Ley recae ahora en el Congreso. La incógnita en el Congreso será la postura de CiU y PNV, que apoyaron en esta cámara la convalidación del RD-L 14/10.