Ávila se revela contra los recortes del Estado en la Escuela de Policía

Los ‘populares' de Ávila defienden que el 100 por 100 de los cursos de ese Cuerpo se realicen en la Academia abulense. 

El senador y presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz
El senador y presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz

Ávila- El PP de Ávila se revela contra el recorte acometido por el Gobierno en la Escuela de Policía y, tras el anuncio de una rebaja de hasta el 89 por ciento de plazas en la oferta de empleo público, los senadores de la formación han registrado en la Cámara Alta una moción parlamentaria en la que reclaman que el 100 por cien de los cursos relacionados con ese Cuerpo estatal se desarrollen en el centro dependiente del Ministerio del Interior en la capital amurallada.El número dos de los ‘populares' en el Senado y presidente del PP abulense, Antolín Sanz, apuntaba a este periódico que «el drástico recorte» adoptado por el Ministerio supone un «despropósito» y se prolongará, al menos, durante otros tres años. Si bien, considera que para paliar esa merma de alumnos y las consecuencias que para el empleo tendrá la resolución, se debería empezar a diseñar la programación docente de 2011, contemplando que Ávila acoja todos los cursos de formación, especialización y perfeccionamiento, además de aquellos focalizados en el ascenso de escala, que cursan cada año un millar de agentes y se desarrollan en Carabanchel, en Madrid. Esa hoja de ruta, que deberá pasar por las Cortes Generales, se aprobará en noviembre.

A medio gasDe este modo, acudirían a la Academia estatal en torno a 2.500 o 3.000 alumnos, según los cálculos del PP, lo que evitaría dejar «el centro cerrado a cal y canto, rebajando así el deterioro de las instalaciones», que tienen una capacidad superior a las 5.000 plazas.Al mismo tiempo, según manifestó Sanz, quien registró la moción junto a sus compañeros Carmen de Aragón e Ignacio Burgos, «se paliaría la destrucción de puestos de trabajo en la Escuela, calculado en 379 personas, entre profesores y personal del centro, pero también de trabajadores de pequeñas y medianas empresas estrechamente vinculadas a la actividad de la Escuela».En este punto, el presidente del PP de Ávila aseguraba a LA RAZÓN que «nos gustaría tener el apoyo del Partido Socialista de Ávila y de Castilla y León, para defender a todos estos trabajadores». Por este motivo, lanzaba un mensaje rotundo: «que hagan lo que tengan que hacer para exigir a su Gobierno que nuestra moción para impulsar la formación en la Escuela, sea tenida en cuenta, porque es una decisión en la que le va mucho a Ávila». De hecho, cuantificó Sanz, se estiman unas pérdidas económicas anuales de 33 millones de euros en concepto de ingresos, en sectores como el comercio, la hostelería o el transporte, entre otros.

«José Blanco miente a Ávila»Antolín Sanz también se pronunciaba sobre la ausencia de un estudio sobre la extensión de la Alta Velocidad a Ávila, que el Ministerio de Fomento, José Blanco, prometió para mayo. Ante este incumplimiento, Sanz manifestó que «supone otro engaño y otra mentira más del Gobierno en el Parlamento». A su juicio, «no disponemos de un proyecto de AVE que podríamos estar disfrutando desde 2007 y hemos perdido los 200 millones de euros que se presupuesto en el proyecto de hace seis años, de los que un 90% eran fondos europeos».