Chacón: «Aquí os habéis labrado vuestro prestigio»

Esto no es Kosovo. Todo el mundo sabía que nuestras tropas se iban. Estaba informada la Unión Europea, se había puesto en conocimiento de los aliados y a las autoridades bosnias se les había informado. Incluso se le notificó a Moratinos. Ayer no ocurrió lo mismo que cuando Chacón lanzó aquel «misión cumplida» que generó una tormenta política dentro y fuera de nuestras fronteras

Chacón da por cumplida la misión española en Bosnia
Chacón da por cumplida la misión española en Bosnia

Esta vez las cosas se han hecho bien. También es cierto que las circunstancias de una y otra misión son bien distintas. España no reconoce la independencia de Kosovo y, en cambio, está haciendo esfuerzos para que Bosnia-Herzegovina entre en la UE.

La ministra de Defensa se reunió con su homólogo bosnio, Selmo Cikotik, y con el comandante de la fuerza europea, el general austriaco Bernhard Bair. Todo agradecimientos a las tropas españolas, a los más de 46.000 soldados de nuestro país que se han desplegado en Bosnia-Herzegovina en 18 años. Agradecimientos de las autoridades locales y del Rey, que a través de la ministra, mostró su orgullo por el trabajo realizado. Una labor en la que se han dejado la vida 22 militares españoles, el primero en 1993 y los dos últimos en 2008.

Para ellos fue el primer acto que dedicó Chacón en suelo bosnio. Un homenaje a los caídos frente al centenar de soldados que aún quedan en el país. El general austriaco Bair subrayó que los soldados españoles deben estar orgullosos de la labor realizada, y España del sacrificio de sus hombres.

La trascendencia de la misión más larga de nuestras Fuerzas Armadas va más allá del resultado, de que hoy este país balcánico es un sitio tranquilo. Supuso la primera vez que la sociedad española tuvo conciencia de la capacidad del Ejército más allá de nuestras fronteras. Y así se lo recordó ayer Chacón al centenar de militares y guardias civiles que cerrarán la misión ejecutiva. «Aquí os habéis labrado vuestro prestigio como tropas de altísima profesionalidad», recordó. Y no sólo como excelentes profesionales, incidió, sino como militares «de altísima calidad humana».

Chacón, que estuvo en el país en 1996 como observadora de la OSCE, se desplazó de Sarajevo a Mostar para rendir tributo en una de las primeras plazas que pisaron los españoles. Pero aún quedará en el país balcánico un reducido grupo de militares, nueve, que se encargarán de adiestrar al Ejército bosnio de cara a que en el futuro puedan desplegarse en misiones internacionales como la de Afganistán.

La cuarta misión que repliega Chacón tras Kosovo, Chad y Haití estará finiquitada en un mes. Donde antes había, como recordó la ministra, limpieza étnica y genocidio, hoy hay un país a las puertas de la UE. Y a ello han contribuido los españoles. Por eso, el general austriaco se despidió del teniente coronel Herrezuelo, jefe del centenar de soldados que aún quedan aquí, con un sincero «siempre os recordaré».