Una mirada al modernismo catalán

La ciudad se llena de arte de la mano del mecenas Francisco Daurella, que ha querido compartir con el público madrileño su colección privada de arte modernista catalán, al abrir ayer la Casa-Museo Fuente del Rey, ubicado en el madrileño distrito de Moncloa-Aravaca.

La colección engloba 257 obras bajo la temática «Luz del Mediterráneo»
La colección engloba 257 obras bajo la temática «Luz del Mediterráneo»

 El vicepresidente y consejero de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón inauguraron la colección junto al coleccionista. «Una ciudad se tiene que definir por su alma, por los espacios que dedica el arte y a la cultura», expresó el alcalde, que además reflexionó sobre el nexo existente entre Madrid y Cataluña en el aspecto cultural.Esta iniciativa ha sido posible gracias a la rehabilitación de la Casa-Museo de Fuente del Rey, perteneciente a la familia y que en estos momentos pertenece a la Fundación.

En total son 3.000 metros cuadrados de interior y jardín dedicados al arte modernista e impresionista, y que está abierto de forma gratuita al público y durante todos los días de la semana. «Madrid es excepcional pictóricamente, pero siempre hay un hueco», ha dicho Daurella, en referencia a los trabajos de los artistas catalanes de entre 1880 y 1930 de la corriente modernista. Por su parte, el vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, apuntó que esta «visión de la influencia mediterránea de finales del siglo XIX y principios del XX» supone ampliar «la enorme oferta cultural» de la región, completa «de forma extraordinaria» la misma, con la incorporación de la pintura catalana, y es un ejemplo más de la colaboración público-privada.

Se trata del primer museo de la capital dedicado mayoritariamente al arte catalán, aunque también exhibirá obras de la talla de Renoir y autores contemporáneos. Fue hace ya dos años cuando Daurella inició su proyecto de extender por Madrid su colección, a través de la Fundación Arte Moderno y Contemporáneo (AMYC), por eso ha subrayado la importancia de estar presente en Madrid, aún sin estar físicamene. Reconoció que en la capital «hay un hueco para el arte». El mecenas catalán también se refirió a la ciudad como «centro cultural y artístico a nivel mundial».


Obras de Dalí, Renoir y Sorolla
Bajo la temática «Luz del Mediterráneo» esta colección la forman un total de 257 obras, 198 de las cuales son pinturas, 32 esculturas y 27 dibujos, 0de autores de la importancia de Dalí, Miró, Tapiès, Nonell o Casas, entre otros. Además, la colección incluye pinturas de Sorolla y Renoir. Por sus pasillos también se pueden contemplar obras de los pintores Santiago Ruiseñor, Joaquín Mir, Hermegildo Anglada Camarasa, así como esculturas de José Clará, Enrique Claraso Daudí, y dibujos de Mariano Fortuna o Manolo Hugué, entre otros.