El Pleno de Murcia aprueba un plan de austeridad por la crisis

La medida salió ayer adelante con los votos favorables del PP, la abstención de Herguedas y el voto negativo del PSOE.

Momento de la votación de ayer, en el Pleno del Ayuntamiento de Murcia
Momento de la votación de ayer, en el Pleno del Ayuntamiento de Murcia

MURCIA- El Pleno de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Murcia aprobó ayer el Plan Económico-Financiero, con los votos en contra del grupo municipal IU-LV y la abstención del grupo municipal socialista. El Teniente de Alcalde de Economía y Hacienda, Joaquín Moya-Angeler, señaló que este plan de estabilidad y austeridad surge como consecuencia de la importante bajada de ingresos (15 millones de euros menos por el ICIO, 8 millones de euros menos de plusvalías y 15 millones de euros menos del Fondo Estatal), como consecuencia de la crisis económica que sigue atravesando el país.
Moya-Angeler reiteró que «en momentos de crisis es cuando las administraciones públicas deben incidir más en las políticas sociales activas dirigidas a los mayores, mujer, infancia, discapacitados y demás. Y en todo aquello que signifique la prestación de servicios sociales, con una atención básica a la educación y sanidad, para mejorar los servicios que reciben los ciudadanos». Sin subir los impuestos por encima del IPC, Moya-Angeler dijo que «hemos conseguido reducir el gasto mediante una serie de medidas». Algunas de ellas son la congelación de sueldos a concejales, altos cargos y personal eventual, lacreación de una Comisión del Gasto, que controla todo gasto superior a 600 euros, lacongelación de adquisición de mobiliario y enseres, lacongelación de adquisición de vehículos y ajuste del parque móvil actual, la reducción de la factura eléctrica, mediante la bajada de la intensidad y el ajuste del encendido y apagado.