Manuel Preciado: «Mourinho es un canalla»

El entrenador del Sporting, Manuel Preciado, planta cara al portugués y estalla tras los comentarios de éste en relación a que su equipo regaló el partido en el Camp Nou

Preciado dirigirá el domingo al Sporting desde el banquillo; «Mou» lo verá desde la grada
Preciado dirigirá el domingo al Sporting desde el banquillo; «Mou» lo verá desde la grada

Preciado no aguantó más, y eso que Mourinho le «caía bien». El equipo rojiblanco había comenzado su entrenamiento en Mareo a las 11 de la mañana; una vez terminado, y tras cerciorarse de que iba a tener la atención de los periodistas, el técnico apareció en la sala de prensa. El cántrabro es una persona que siempre ha hecho gala de una sinceridad aplastante y la conferencia de prensa de ayer fue una nueva muestra.

La historia comenzó a finales de septiembre. El Sporting se m edía al Barça en el Camp Nou. El partido acabó con derrota asturiana (1-0). A los pocos días llegó la reacción desde Madrid. Mourinho criticó la actitud de algunos conjuntos que, según él, «regalaban» los partidos al Barça. Preciado no cayó entonces en la provocación del portugués y el asunto, hasta ayer, permanecía latente. El encuentro de mañana en El Molinón ha avivado la llama.

Las declaraciones de «Mou» en la madrugada del jueves en «El Larguero» encendieron la mecha. Preciado recriminó la actitud del técnico. El entrenador del Real Madrid «es un canalla» si realmente cree que el equipo de Gijón regaló el partido. La decisión de hablar de Preciado ha venido precedida de la actitud de José Mourinho; el ex del Racing no iba a contestar a sus declaraciones, pero como el portugués «no sólo no rectificó, sino que se reiteró en ellas, intervino.

«Me parece que su comportamiento puede deberse a tres motivos: si lo dijo como un chiste, a mí no me hace gracia; si fue una provocación hacia el Barcelona, no creo que consiga que le contesten y, si lo dice de verdad, es un auténtico canalla», sentenció el técnico gijonés.

«Seremos un equipo de pueblo, pero merecemos el mismo respeto que él con todos sus títulos», manifestó Preciado. No le negará el saludo y, si tiene la oportunidad, le dirá todo a la cara. La situación no será propicia para el encuentro, ya que el técnico madridista cumplirá su primer partido de sanción en un palco, aunque si fuera por el cántabro, lo sentaría «entre los Ultraboys», los hinchas más radicales del Sporting. «Y si en el Real Madrid nadie le dice lo que es el respeto se lo digo yo y que sepa que vamos a jugar al 300 por ciento», aseguró Preciado. «Mou», por ahora, calla. Incluso se especula con que no haya respuesta y que, debido a la sanción de dos partidos, la conferencia de prensa de hoy tenga como protagonista a Karanka.