Eurocopa

El fútbol europeo cede el cetro

Europa "ya no es la gran potencia del fútbol mundial". Ha sucumbido ante la fortaleza que está demostrando Latinoamérica en la Copa del Mundo, así como el avance de otros continentes, en opinión del secretario general de la FIFA, el francés Jerome Valcke, que hizo hoy un primer balance del torneo junto al director ejecutivo, el sudafricano Danny Jordaan.

"No digo que Europa haya dejado de ser una gran potencia", precisó, "pero cada vez están más fuertes los demás. Latinoamérica, sorprendentemente, ha metido a todos (salvo Honduras) y está muy fuerte. Asia ha progresado, y Europa no está como en otros Mundiales, tal vez porque algunos equipos no han cambiado desde 2006".Valcke puso como ejemplo a Francia, "un equipo que conozco bien", aseguró. "Los entrenadores van a tener que trabajar mucho porque el sorteo para el próximo Mundial ya está próximo", dijo en alusión al equipo de Raymond Domenech, que ha pasado de ser subcampeón, hace cuatro años, a quedar eliminado aquí en la primera fase."Los jugadores europeos han jugado muchos partidos", apuntó, "pero también la mayoría de los jugadores brasileños y argentinos están en ligas europeas. Por tanto, la causa más probable (del retroceso europeo) es que los demás continentes han progresado".En el aspecto deportivo, el secretario general de FIFA admitió que "no se ha visto un fútbol extraordinario, pero sí bueno". Y en el plano organizativo, Valcke se declaró "muy satisfecho"con la marcha del Mundial. "Había retos, pero nada nos ha tomado por sorpresa. Hubo una falta de coordinación en el transporte al principio pero se ha resuelto. La reunión de hoy, por ejemplo, ha durado un minuto", explicó para demostrar la ausencia de problemas.Camino del Mundial perfecto"Si el día 11 tenemos el nivel de organización que a día de hoy, podremos decir que hemos tenido un Mundial perfecto. Se han cumplido todas las expectativas y no hay un solo aspecto en el que no se haya superado a Alemania 2006", subrayó.El director ejecutivo, Danny Jordaan, aseguró que "cuando se ha cubierto el 50 por ciento del torneo, los objetivos se han cumplido al cien por cien". "Sudáfrica ha sido un país hospitalario, y la acogida a los visitantes ha sido mucho mejor de lo que ellos mismos esperaban. Los propios sudafricanos han descubierto una nueva Sudáfrica con infraestructuras, unidad del pueblo y orgullo nacional. Al pasar el ecuador del torneo, estamos encantados", afirmó.Jordaan sólo tiene un motivo para la decepción: "Estamos un poco decepcionados porque no se han clasificado más equipos africanos para la segunda fase. Nuestra capacidad de organización está demostrada, pero en el aspecto deportivo el continente debe concentrarse ya en preparar el Mundial 2014 para cumplir las expectativas. Ahora nuestra única esperanza es Ghana".El director ejecutivo del Comité Organizador afirmó que no tenía información sobre la supuesta retirada de personas pobres de las calles durante el Mundial. "Es imposible ocultar el hecho de que en este país hay pobres, y tampoco nos interesa ocultarlo".