Los toros y el flamenco de Arcas invaden el Almudí

La artista lorquina exhibe en Murcia más de una treintena de esculturas

Los toros y el flamenco de Arcas invaden el Almudí
Los toros y el flamenco de Arcas invaden el Almudí

MURCIA- Toros y flamenco. Estas son las dos pasiones de Lola Arcas (Lorca, 1962) que presenta en el Almudí bajo el título «Fiesta». Se trata de una exposición compuesta por 36 esculturas en las que se plasman distintas suertes de la feria taurina, bustos de toreros y bailaoras y cantaoras entregadas en un tablado flamenco. Obras rebosantes de naturalidad y elegancia. Esculturas, moldeadas en resina de poliéster, bronce, barro y escayola, que se completan con una pintura de un torero y que se podrán ver desde el próximo viernes hasta el 30 de octubre en el centro de arte murciano.

Interesada en captar y representar el movimiento, la artista lorquina desveló su admiración por la potencia expresiva de los personajes taurinos durante el ruedo. «Es algo que me entusiasma, por ello le he prestado atención al alguacillo y al paseíllo». «Es una preciosidad o cuando irrumpe el toro en el redondel», concretó. En este sentido, en la muestra se pueden admirar piezas con títulos como «Pañuelo verde», «Expectante», «La cogida» o «Vocación de picador». Del mismo modo, confesó su fascinación por los artistas flamencos cuando están en escena, «en ese momento son la figura crecida y exaltada, que derrochan su propio arte». «Es la expresión en estado puro», añadió.

Por otro lado, al ser preguntada por la polémica ante los que cuestionan que pueda existir arte en una corrida de toros, respondió que «de principio a fin está llena de arte. Existe una plasticidad impresionante y el interés que ha suscitado en tantos creadores es algo ineludible». Asimismo, manifestó su rechazo a la violencia, «ni en el cine, ni en la realidad, pero en los toros, la belleza que encierra la fiesta me empaña totalmente la parte cruenta». No obstante, matizó que «no capto los aspectos de crueldad siempre que la lidia sea limpia. Si veo al animal sometido a excesivo castigo o falta de precisión al estoquearlo, sí me puede afectar». Durante la presentación, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Murcia, Rafael Gómez, alabó que «Arcas capta la sensibilidad del mundo taurino». Por su parte, el director del Almudí y comisario de la exposición, Martín Páez, señaló que «la escultora nos ofrece dos artes unidos por un mismo temperamento creativo, por una forma de entender, de una manera de sentir los toros y el flamenco. Firme en el terreno de la tradición, con la figura humana, como máxima expresión de lo representado, indaga con nuevas formas, de acertada geometría, estas pequeñas obras, pero grandes en su expresivo significado».