Díaz Ferrán mantiene firme el timón

El presidente de la CEOE se presenta ante la asamblea de los empresarios con su imagen reforzada y tras la victoria de Jesús Terciado sobre Bárcenas en Cepyme

.
.

La CEOE celebró ayer su Asamblea General Ordinaria con todas las miradas puestas en su presidente, Gerardo Díaz Ferrán, que se presentaba ante ésta con su imagen reforzada tras los últimos hechos acontecidos en el seno de la patronal empresarial. Díaz Ferrán entró en la sala entre abrazos y apretones de manos de los empresarios, demostrando que su liderazgo al frente de la CEOE continúa casi intacto.El triunfo de Díaz Ferrán la pasada semana al haber sido capaz de «destronar» a Jesús Bárcenas, uno de sus mayores críticos, de la presidencia de Cepyme, para colocar en su lugar a su candidato personal, Jesús María Terciado, no hizo sino consolidar su mando como representante máximo de los empresarios.Precisamente, Díaz Ferrán quiso aprovechar el comienzo de su discurso para felicitar a Terciado como nuevo presidente de la patronal de pequeñas y medianas empresas. Además, aprovechó su comparecencia para agradecer el respaldo y la solidaridad recibidos por parte de los empresarios durante los últimos meses, pese a las «dificultades» sufridas por algunas de sus empresas, y defendió que siempre actuó separando su actividad como presidente de la CEOE de la que desarrollaba en dichas empresas, aclarando que ya no participa en ellas, en alusión a la venta de Viajes Marsans.En su discurso, Díaz Ferrán tuvo también palabras para referirse a la crisis económica que atraviesa España, y apuntó algunas posibles medidas para tratar de revertir la situación.Preocupación por la deudaEl presidente de la CEOE se mostró preocupado por la «crisis» que sobrevuela la deuda pública española, y subrayó que el plan de ajuste del déficit del Gobierno se ha producido con «lentitud e improvisación». Habló de la necesidad de acometer una «auténtica revolución fiscal», y descartó la subida de impuestos como solución, pues «sólo crearía más desempleo».Respecto a la reforma laboral, la CEOE mantiene su «voluntad de diálogo», pero sin «renunciar a nuestros principios», señaló Díaz Ferrán.