La OMC pide al CGPJ que aclare cuándo un juez puede prohibir la donación de órganos

La Organización Médica Colegial (OCM) va a pedir al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que establezca unos criterios uniformes por los que un juez puede prohibir una donación de órganos para que no dependa solo de la interpretación del magistrado.

La petición de la OMC se produce después de que el pasado sábado un juez de Madrid prohibiese que se donasen los órganos de la joven de 17 años Belén Langdon, la cuarta víctima mortal de la avalancha en la fiesta de Halloween del recinto Madrid Arena, con el fin de "no interferir en la investigación judicial de los hechos".

Según ha explicado en rueda de prensa el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, el poder judicial tiene que dar explicaciones de este hecho, "porque no se entiende la decisión del juez".

A su juicio, una decisión de ese tipo no puede depender solo de la voluntad del juez, aunque éste actúe con buena voluntad.

Sendín ha insistido en que "no puede quedar al arbitrio de nadie", si bien ha manifestado "el mayor de los respetos a las decisiones judiciales".

El presidente de la OMC ha lamentado el sufrimiento que la decisión de juez ha producido en las familias "que están esperando para un ser querido, con amenaza de muerte, un trasplante, y que lo tienen a la vuelta de la esquina", al igual que el de los familiares de la chica fallecida que querían donar sus órganos para salvar otras vidas.

"El problema está en que se produce un daño gravísimo", ha dicho Sendín, quien ha incidido en que "no puede ser interpretable por una persona, sea un juez o lo que sea".

La OMC pedirá también una valoración a los responsables de la Organización Nacional del Trasplantes.

El doctor Joan Monés, vocal de la Comisión Central de Deontología de la OMC, ha destacado que los médicos actuaron conforme al Código Deontológico, que establece que se puede mantener una vida vegetativa cuando se está esperando una donación.

"Habría que hacer una revisión de este tema", ha subrayado el doctor Monés.

El Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, que se encontraba en funciones de guardia el pasado sábado, recibió una petición de autorización por parte del Hospital Universitario 12 de Octubre para proceder a la extracción de órganos y tejidos del cadáver para su posterior trasplante.

El médico forense adscrito a este Juzgado de Guardia emitió un informe favorable únicamente en cuanto a la extracción de hígado y riñones.

A la vista de que la muerte de Belén Langdon estaba bajo investigación en otro órgano judicial, el titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, Carlos Valle, decidió no autorizar la extracción de los órganos de la fallecida con el fin de "no interferir en la investigación judicial de los hechos".