Lorenzo Amor clama por otra reforma que dé liquidez a las empresas

La Razón
La RazónLa Razón

VALLADOLID- El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, se ha referido a la reforma del sistema financiero, señalando que «se tenía que haber hecho hace cuatro años», aunque confió en que se aplique «otra que obligue a los bancos a dar créditos a las pymes y las familias». En este sentido, Amor fue claro al considerar que a corto plazo habrá dificultades en la financiación de las compañías, dado que se prevé una «mayor restricción», dado que las instituciones de ahorro deben provisionar fondos si quieren mantenerse a flote. Si bien, el fin justifica los medios, ha dejado entrever Amor, al manifestar que «estos cambios llegan tarde, pero son de vital importancia para que a medio plazo haya más financiación y el país gane confianza».
En otro orden de cosas, preguntado sobre el fraude fiscal, Lorenzo Amor ha considerado que «el que esté libre en ese asunto que tire la primera piedra», para, a renglón seguido, argumentar que en España hay 1,5 millones de actividades fantasmas y rechazar que se facilite a la gente que «busque atajos». En este contexto, ha demando que se controlen por igual tanto las transacciones económicas entre profesionales como las que se producen entre particulares. Asimismo, ha señalado al ámbito del alquiler o al empleo no declarado para situar otros ámbitos en los que se debe vigilar el fraude fiscal.
No obstante, ha ofrecido la «colaboración plena» de ATA para combatir estas prácticas ilícitas, aunque rechazó que se culpe de estos fraudes «sólo a los autónomos», para añadir que «es responsabilidad de todos».