Un aventurero sentimental por Joaquín ARNÁIZ

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Premio Planeta, que ahora cumple sesenta años, es siempre un viaje, a veces de personajes y en otros muchos de aventuras. Quizá porque, al fin, todos los viajes son a la vez exteriores e interiores. Como sucede en la obra de Javier Moro, unida indisolublemente a su vida viajera y aventurera. De hecho, él mismo suele comentar que cuando eligió la forma de novela para contar, en «Pasión india», la aventura humana y sentimental de Anita Delgado, que a los 17 años emprendió la aventura de casarse con el maharajá de Kapurthala, lo hizo para reflejar mejor el mundo hindú de veinte millones de divinidades y ochocientos idiomas. Quizá porque sabe, como conocía Stendhal, que sólo podemos hablar de viajes sentimentales.
Colaborador de Dominique Lapierre y Larry Collins, Javier Moro ha narrado la destrucción de la Amazonia, lo que ocurrió con los jemeres rojos, la batalla por el Tíbet o el destino de la dinastía Gandhi. Y así, ahora, Javier Moro fue anoche galardonado con el premio Planeta, por su novela «El emperador eres tú», sobre Pedro I de Brasil. Ha resultado finalista, Imma Chacón, la hermana de Dulce Chacón, con la novela «Tiempo de arena». Si Javier Moro encontró el símbolo de la aventura en Anita Delgado o en Sonia Maino (una estudiante italiana de 19 años que irá a la India por amor a Rajiv Gandhi), ahora, en la compleja figura de Pedro I de Brasil y IV de Portugal, también nos hablará, como hiciera Conrad o Stevenson, de lo que sucede a los europeos cuando se transplantan a otro continente que acaban haciendo más suyo que su propia patria. Pedro I, que nació en un palacio portugués (el mismo en el que terminó su vida), declaró la independencia de Brasil, se declaró Emperador y terminaría reconquistando Portugal, en una vida aventurera que también, y finalmente, fue un gran viaje interior y exterior construido con la materia de la que están hechos los sueños.

Joaquín Arnáiz