Barcina presidenta de Navarra con los votos de UPN y PSN

La candidata regionalista Yolanda Barcina ha sido hoy elegida presidenta del Gobierno de Navarra en primera votación, por mayoría absoluta con los votos a favor de UPN y PSN, mientras que el resto de la oposición, Nafarroa Bai, Bildu, PP e Izquierda-Ezkerra ha votado en contra.

UPN y PSN han materializado así el acuerdo alcanzado esta semana para la formación de un gobierno de coalición, que otorgará cinco consejerías y una vicepresidencia a UPN y otras tres consejerías y una vicepresidencia a PSN, y cuyo programa pactado ha desgranado hoy Barcina en su discurso de investidura.

Así, la que ha sido alcaldesa de Pamplona en los últimos 12 años y desde hoy es la primera mujer de la historia en presidir un Ejecutivo foral, ha defendido el pacto con PSN en aras a la "estabilidad"necesaria para conseguir el progreso de Navarra, que se buscará con un Ejecutivo "sólido"y "austero"y con la creación de empleo como "prioridad", en una tarea "ilusionante"y "no exenta de retos"en la que ha expuesto su "predisposición al diálogo".

Protagonismo especial, por la ausencia en la última legislatura de sus representantes, ha tenido la presencia de nuevo de la izquierda abertzale en la Cámara foral, a la que se han referido los partidos que desde la próxima semana conformarán Gobierno, y Barcina ha advertido que "acata pero no comparte"la legalidad de Bildu.

Ha criticado con dureza los llamamientos a la "normalización"política realizados por las formaciones nacionalistas y ha constatado "con tristeza"cómo la portavoz de Bildu, Bakartxo Ruiz, ha usado expresiones como "acciones"para "no hablar de atentados", jóvenes detenidos "para no hablar de presuntos terroristas"e "impuesto revolucionario"para "no hablar de extorsión y chantaje".

Sin embargo, ha afirmado echar en falta en Bildu una "condena de la barbarie, del terror y de los asesinatos de la banda terrorista ETA".

Bildu, ha dicho Barcina, llega al Parlamento foral pidiendo "paz y normalización", pero "se están equivocando totalmente de ventanilla", porque esa solicitud, ha dicho, la deben hacer "a los terroristas de ETA"para que entreguen las armas, renuncien a la violencia y "pidan perdón"a las víctimas.

La inminente presidenta se refería así a la intervención inicial de Ruiz, quien ha contextualizado la elección de nuevo gobierno foral en un momento "de esperanza para los ciudadanos que apostamos por otra Navarra", un cambio que "ya está en marcha"con los pasos dados "en materia de normalización política".

Ha reiterado la apuesta de Bildu por "dar solución a un conflicto de años para construir una sociedad en la que no quepa ninguna violencia, mientras que da la impresión de que a otros no interesa"este asunto y se asientan en "una comodidad deplorable y cruel".

Al respecto, ha pedido "dar pasos entre todos para restablecer la convivencia", especialmente a quienes se sientan en las instituciones, a quienes ha ofrecido "el marco"del Acuerdo de Gernika, especialmente el del punto que sostiene el "rechazo y superación de todas las violencias".

Asimismo, ha emplazado a Barcina a que "no sólo pase a la historia como la primera presidenta mujer"de Navarra, sino como la que fue "capaz de buscar un entendimiento y avanzar en la consecución de la paz y la normalización política".

Éste es "un momento histórico"para poder "hacer gala"y trabajar por una Navarra donde "todas las violencias"sean parte del pasado y donde "todos los derechos humanos civiles y políticos de todas las personas sean respetados", ha dicho tras aludir a los dos años transcurridos sin atentados de ETA mientras sí siguen las detenciones, juicios y denuncias por torturas por parte de jóvenes de la izquierda abertzale.