La reinvención de Ezra Pound

Justo Navarro recrea el papel del escritor en la II Guerra Mundial

067nac05fot1
067nac05fot1

Justo Navarro (Granada, 1953) nos sorprendía en 2004 con «F.», una curiosa recreación novelada de la vida y trayectoria intelectual del poeta Gabriel Ferrater que revelaba un particular método biográfico-simbólico de gran eficacia narrativa. Se pretende, básicamente, la desmitificación del personaje abordado, adentrándolo en diversas posibilidades vitales, disolviéndolo en una metaficción de variadas propuestas literarias. En «El espía», el poeta estadounidense Ezra Pound entra en escena a partir de una singular intriga donde nada es lo que parece. Se especula con la impostura de que este entregado propagandista de la causa nazifascista incluye en sus proclamas radiofónicas claves y códigos al servicio de los aliados. Pero este planteamiento es sólo el pretexto argumental desencadenante de un atractivo juego de malentendidos en el que participan un autor de novelas de misterio, un futuro fundador de la mismísima CIA y el propio Justo Navarro, que irrumpe en el relato forzando las capacidades realistas de esta abracadabrante historia. Cruzando planos temporales, recreando el costumbrismo de una época convulsa y jugando con la ambivalencia entre veracidad e invención, se logra una fascinante trama en la que también el lector debe participar. Porque esta intriga incluye su punto de reflexión moral, su ingrediente de compromiso civil en medio de azarosas circunstancias y el placer textual de una acción inmersa en la mejor literatura. «El mal que hacemos nos sobrevive», se lee en estas páginas como adagio programático sobre la pervivencia de una conducta errónea y de sus consecuencias. «El espía» conjunta muy bien la anecdótica de unas atrabiliarias peripecias testimoniales con acertadas dosis de enigmático culturalismo y recrea una atmósfera envolvente y emocionante. Particular interés reviste la figura de Mussolini, que circula como icono catalizador de los entusiasmos de toda una generación abocada a un desilusionante fracaso; partícipe del mismo quizá también Pound, su frustración se transmutará aquí en una doblez de insospechadas proporciones y, desde luego, excelentes calidades literarias.


Sobre el autor
Novelista y traductor, obtuvo un notable éxito en 1994 con «La casa del padre»
Ideal para...
quienes deseen disfrutar de una lectura amena e inteligente
Puntuación: 9


«El espía»
Justo Navarro
Anagrama
224 páginas. 18 euros.