Prohíben encender las velas de la tarta de un niño por «seguridad»

La Policía británica tuvo que acudir a poner paz a un centro infantil después de que los responsables del centro prohibieran a los padres de un niño de tres años, en pleno cumpleaños, que encendieran tres velas en la tarta. El motivo, problemas de seguridad.

¿Problemas de seguridad? La madre del niño, Natasha Bent, no podía creerse los argumentos de los empleados del local, que interrumpieron la fiesta de cumpleaños de Oscar Barlow, de tres años, para decirle que encender las velas era "peligroso", y que era necesario hacerlo en presencia de un supervisor.

Tanto Natasha como su compañero, David Meir, insistieron en que estaban en una zona reservada para celebrar cumpleaños, dentro del local de juegos Rumble Tumble de la localidad de Hanley, y que por tanto tenían todo el derecho a cantarle el cumpleaños feliz a su hijo con la correspondiente tarta y las tres velas.

Sin embargo, los encargados del centro insistieron en que no estaba permitido y la conminaron a que encendiera las velas en el aparcamiento, según informa The Sun. La discusión subió de tono y terminó con la presencia de la Policía y la denuncia de una de las trabajadoras de que había sido intimidada por la madre.

El pequeño Oscar, mientras tanto, acabó llorando al ver que su ansiado cumpleaños no había terminado como esperaba.