Vallecas se encoge (0-1)

El Espanyol hace pequeños al Rayo y a su estadio

0-1: Romaric acaba con las ilusiones del Rayo
0-1: Romaric acaba con las ilusiones del Rayo

Los jugadores del Rayo están empeñados en que las pocas carreras que le quedan a Tamudo se las dé todas seguidas. El delantero catalán se cansó de bajar pelotas que volaban por Vallecas para intentar acercarse a la portería, pero su equipo fue incapaz de conseguir que Cristian Álvarez, el portero del Espanyol, se sintiera un jugador más del encuentro. «Sin tirar a portería, es difícil ganar un partido», resumía José Ramón Sandoval, el técnico rayista, después del encuentro. El problema es que el equipo quiere jugar, pero Vallecas se le queda pequeño para expresarse. Y el Espanyol lo hizo más pequeño.
No hizo mucho más el equipo de Pochettino, que dejaba al Rayo la responsabilidad de aportar las ideas al partido mientras esperaba con ocho jugadores por detrás de la pelota. Pero el Espanyol encontró el gol de Romaric y a partir de ahí dominó el encuentro. Sabía a lo que jugaba. Javi Márquez y Romaric devoraron el centro del campo rayista, primero a Javi Fuego y después a Movilla. Verdú, más arriba, pensaba.
Al Rayo no le alcanzaba con el sentimiento. Y tampoco tuvo éxito la desesperación que llevó a su portero, Dani, a intentar rematar el último córner.