Avalancha de «excelencia»

Ha sobrepasado todas las previsiones y ha callado a los escépticos que no confiaban en la «excelencia». La Comunidad ha tenido que ampliar el número de clases que el próximo curso impartirán el currículo del bachillerato a un nivel más alto del habitual. La Consejería de Educación ya ha recibido 90 solicitudes «extra» –siguen llegando– que se han sumado a las 210 iniciales, contabilizadas cuando los estudiantes realizaron la prueba de acceso para entrar en esta iniciativa pionera

 
 

Una cifra que ha obligado a aumentar de cuatro a cinco grupos que estudiarán en el IES San Mateo de la capital, en el que la Consejería ha invertido para su adecuación 600.000 euros, según explicó ayer la consejera de Educación, Lucía Figar.
En total, serán 137 alumnos, de los cuales 72 son chicas y 65 son chicos, que se repartirán en tres clases de la rama de Ciencias y una de Humanidades.

Figar afirmó que la apertura de este grupo es porque están «desbordados por la demanda». «Ha sido muy buena señal de esos alumnos brillantes, alumnos que piden más exigencia, pues apostar por un programa que es nuevo, que entra por primera vez en este curso 2011, para nosotros es una gran garantía de calidad», recogió Europa Press.

Antes de que comience el curso, la Consejería de Educación del Gobierno de Esperanza Aguirre deberá seleccionar, además, al claustro de profesores que impartirá el llamado Bachillerato de Excelencia y que será dirigido por el profesor Horacio Silvestre. La comisión interuniversitaria encargada de la selección ya está trabajando para elegir a los que serán los primeros docentes de un bachillerato de estas características en toda España. Para ello se tendrá en cuenta en primer lugar el expediente académico, pero también los conocimientos en idiomas, la experiencia docente en el extranjero, así como la preparación de alumnos participantes en Olimpiadas matemáticas internacionales.

20.000 nuevas plazas
Figar resaltó las últimas novedades sobre la demanda del Bachillerato de Excelencia durante una visita a las obras del colegio público Cortes de Cádiz en Sanchinarro, donde también aprovechó para informar sobre la apertura de nuevos centros en este curso académico. En total se abrirán 44 nuevos centros educativos de los cuales 21 serán escuelas infantiles; 19, colegios, y cuatro institutos. Se abrirán 20.000 nuevas plazas educativas públicas este nuevo curso bajo una inversión global de 133,8 millones de euros. Figar explicó que la Consejería de Educación y Empleo está realizando obras de ampliación en 60 centros de enseñanza, que sumarán más de 10.500 nuevas plazas antes de que finalice este curso.

Otra novedad del inicio de año escolar es que la Consejería dotará este mes a cada instituto de dos pizarras digitales con el objetivo final de que exista uno de estos soportes de última generación en cada aula.


Más horas y más sueldo
No habrá «recortes ni despidos» de profesores, aunque los de la ESO tendrán que ampliar su jornada lectiva de 18 a 20 horas semanales –la LOE fija el máximo en 21 horas–, una medida que irá acompañada de un incremento salarial «significativo». La consejera de Educación, Lucía Figar, aseguró ayer que «no son de recibo» las movilizaciones que ya planean los sindicatos y asociaciones de padres para el inicio del curso por medidas como la del aumento de horas lectivas a los profesores que recoge la Ley. Los sindicatos acordarán mañana en asamblea el calendario de protestas en el que está previsto incluso la convocatoria de una huelga general el próximo 14 de septiembre, coincidiendo con el inicio de curso escolar.