La presidenta de FAPE insiste en la supresión de los anuncios de prostitución en los periódicos

La RazónLa Razón

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, propuso ayer, en su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación, la celebración de un pacto entre editores y periodistas para superar la crisis del sector y apoyó además un rechazo general a las ruedas de prensa sin preguntas. La presidenta de la FAPE destacó la campaña por la supresión de los anuncios de prostitución en los periódicos que emprendió la FAPE durante las presidencias de Fernando González Urbaneja y Magis Iglesias, y que ha obtenido una respuesta positiva, aunque insuficiente, con la proposición no de ley que insta al Gobierno a promover su desaparición, por la vía de la autorregulación de los medios, aprobada por el Congreso de los Diputados el 22 de septiembre pasado.
 González lanzó un mensaje de autocrítica colectiva por la responsabilidad de los periodistas en la crisis de la profesión y se refirió a la sangría de puestos de trabajo y la precariedad laboral. En este sentido, ofreció datos del Observatorio de la Crisis de la FAPE, que registra la pérdida de 3.500 puestos de trabajo en los últimos dos años. Elsa González insistió en su batalla por el reconocimiento de la propiedad intelectual y recordó además la oposición de la FAPE al acuerdo de los grupos en el Congreso para imponer bloques electorales en los informativos de las TV privadas, por consituir «un claro atentado contra la libertad editorial».