La Junta niega una deuda que Zoido cifra en más de 86 millones

Ni diálogo ni calendario de pagos. La Junta de Andalucía no reconoce deuda alguna con el Ayuntamiento de Sevilla. Al contrario que hace tres años, cuando el propio José Antonio Griñán, entonces consejero de Economía y Hacienda, admitía un pasivo de 5 millones, ayer, con una cantidad acumulada superior a los 8,6 millones reclamada por Juan Ignacio Zoido, la consejera Carmen Martínez Aguayo insistió en que la administración autonómica «no va a pagar lo que no se debe», esgrimiendo un cuestionable razonamiento: «Para que exista, la deuda ha de ser reconocida también por el que ha de pagar».

Zoido acudió a la constitución de los Consejos Territoriales de Participación Ciudadana en los Reales Alcázares, en los que participan 500 asociaciones
Zoido acudió a la constitución de los Consejos Territoriales de Participación Ciudadana en los Reales Alcázares, en los que participan 500 asociaciones

«Vine porque por aquel entonces Sevilla no tenía a un alcalde que fuese capaz de exigir la deuda que corresponde a los sevillanos –recordó Zoido–, pero el señor Griñán tuvo el gesto de desprecio a los sevillanos que yo represento de decir que no hablaba conmigo de ese asunto porque no negociaba con sujetos interpuestos. Me entristeció su actitud prepotente y sigo sin compartir que ponga límites al diálogo. Hoy ya puede dialogar con el alcalde de Sevilla y como entonces, ahora me parece injusto que la deuda ascienda por encima de los 8 millones, mientras miles y miles de sevillanos pagan sus impuestos religiosamente». La cantidad exacta reclamada por el Gobierno popular asciende a 8.621.957 euros, repartidos entre la Junta de Andalucía, el Servicio Andaluz de Salud y la Empresa Pública del Suelo Andaluz. La mayor parte corresponde a Impuestos sobre Bienes Inmuebles(IBI), aunque de forma anecdótica, el primer edil sevillano, se preguntó si «es normal» que se adeude a la ciudad más de 88.000 euros por el sello de los vehículos oficiales. De hecho, y a modo de ejemplo, Zoido advirtió de que con el dinero se habrían podido arreglar «todos los colegios de Sevilla».

Martínez Aguayo respondió a la pregunta oral parlamentaria asegurando que la Junta paga «religiosamente», sólo reconociendo pagos pendientes del IBI de algunas viviendas sociales en barrios como Las Tres Mil Viviendas, llegando a acusar al PP de «pretender hacer caja» tras la gran inversión realizada en la zona. «La Junta ha cuadruplicado los fondos incondicionados en los últimos años y el Ayuntamiento hispalense ha sido uno de los más beneficiados por el Plan Proteja», aseguró la consejera, que no detecta discriminación, recomendando al alcalde que revise con claridad las cuentas y remita sus quejas «a los órganos competentes»
Zoido, además, solicitó que la Junta pague el ERE de Mercasevilla, «firmado por un director general», y pidió a Manuel Recio, consejero de Empleo, «que no se compare con la jueza» que instruye la trama.

En este sentido, el diputado del PP-A José Luis Sanz solicitó que paguen el ERE del mercado central de abastos sevillano con la misma rapidez que se ha tramitado el de la Fundación DeSevilla. En su turno, el consejero de Empleo recalcó que «no vamos a pagar lo que no se debe» e instó a Juan Ignacio Zoido a decir «qué va a hacer en Mercasevilla y cuánto va a invertir allí». Una alusión directa a la que la presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, le negó el derecho de réplica, en el momento más tenso del Pleno.


DeSevilla, un «juguete» de IU de dos millones
Manuel Recio, consejero de Empleo, sugirió al PP que acuda a los tribunales o ponga la documentación en sus manos, «que es lo mismo», si cree que hay irregularidades en el ERE de la Fundación DeSevilla. Asegura la Junta que se «incrimina» sin motivo a las personas que se han incluido en él, algo que los populares rebaten. «Gracias a la complicidad del PSOE, la Fundación DeSevilla ha sido el juguete preferido de IU, un juguete caro que ha costado más de dos millones a los sevillanos», dijo Sanz.