Herrera arranca a las cajas rurales un compromiso con la empresa

Valladolid- «Sí. Las cajas rurales están comprometidas y seguirán colaborando con Castilla y León». Así de contundente se mostró el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, en la rueda de prensa posterior a la reunión que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha mantenido con los responsables de estas entidades financieras, en la que el jefe del Ejecutivo autonómico les arrancó un compromiso con la empresa de la Región, al ultimar un convenio de colaboración, que se suscribirá «en un mes, más o menos» para impulsar la economía castellano y leonesa.

Tomás Villanueva, que calificó el encuentro de «muy positivo», indicó que «se han dado nuevos pasos» para incrementar el apoyo de estas entidades a proyectos de pequeñas y medianas empresas y autónomos, aunque no sólo del medio rural, que es donde tiene un mayor arraigo, sino en el entorno urbano.

Asimismo, destacó su importante estructura en las nueve provincias de nuestra Comunidad, así como su «gran experiencia» en los pueblos, su «fortaleza» por la «proximidad» al cliente, su «fidelidad» y «arraigo» en la autonomía y su «especialización», ya que tiene presencia en sectores básicos de la Región.

Y es que, según subrayó el consejero estas cajas apoyarán el desarrollo de proyectos «viables» vinculados con el medio ambiente, el turismo rural, la industria agroalimentaria, la energía y la economía social, lo que ayudará al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) autonómico y a la creación de empleo.

Por su parte, el presidente de la Unión de Cajas Rurales de Castilla y León y de Caja Rural de Segovia, Félix Moracho, ratificó el compromiso de estas entidades con Castilla y León en un momento de crisis, con el que su sector está acostumbrado a «convivir» debido a su cercanía con la actividad agraria y ganadera, aunque añadió que «por el momento estamos sufriendo mucho menos los problemas».

Además, indicó que la reunión sirvió para analizar la situación de las cooperativas de crédito, que son ya un «referente y un sector pujante» en España y la Europa de la Unión. En este sentido, defendió la «buena salud» de estas entidades y explicó que «el tamaño importa, pero la buena gestión también».

Por último, Félix Moracho recordó que la Unión de Cajas Rurales cuentan con unos 5.000 millones en activos y 325.000 clientes en Castilla y León, gracias a los 108.000 socios cooperativistas, así como un total de 328 oficinas y aproximadamente 900 trabajadores.