Escuchas traicioneras

Agentes del Secoma deducen por una grabación que Alberto García prescribía dosis a Marta Domínguez

Marta Domínguez llega a España con el oro de Berlín, donde se proclamó campeona del mundo en los 3.000 metros obstáculos
Marta Domínguez llega a España con el oro de Berlín, donde se proclamó campeona del mundo en los 3.000 metros obstáculos

Madrid- Antes de que la causa contra Marta Domínguez, imputada en la «operación Galgo» por tráfico y suministro de sustancias dopantes y por un supuesto delito de blanqueo de capitales, empezara a cojear, en una fase de la investigación efectuada por agentes de SECOMA (Sección de Consumo y Medio Ambiente) se grabó una conversación telefónica (17 de julio de 2010) entre la atleta y Alberto García, quien, según los investigadores, «le indica (prescribe) lo que tiene que hacer, las dosis y cuándo tiene que ser el último día que tome las sustancias para evitar ser positivo en el control antidopaje». De la conversación no se desprende prescripción alguna por parte de «Bertín». Más adelante, el 11 de noviembre de 2010, «Alberto García y Marta Domínguez han vuelto a hablar pero, en esta ocasión, para pedirle ‘‘oro'', en referencia a alguna sustancia ilegal –deducen los agentes–». El famoso «oro» es lo que ha analizado la Agencia Estatal del Medicamento y ha determinado que no es trembolona. La conversación:
«Marta recibe la llamada de Alberto.
A: Oye MARTA, ¿a ti de oro te sobró algo?
M: Pues no lo sé, lo miro, lo miro; porque es que de lo demás, no, vamos, de lo esto, no...
A: Sí.
M: ...Porque iba muy justo, pero a lo mejor de esto otro sí que puedo tener algo. Te lo miro porque lo llevé a otro sitio porque me cagué y lo llevé a otro sitio. Te lo miro más tarde.
A: Pero qué es de la..., de la primera vez (silencio)... O no sabes.
M: De lo que he usado yo este año, ya no sé lo que es.
A: Vale, pues bueno, lo miras.
M: Lo miro y te digo lo que tengo.»
El oro, según los atletas, es un recuperante, un antiestrés.