Elogio al poderío físico

La memoria, aparte de selectiva, tiende a edulcorar los recuerdos.

El «remake» de «Hawai 5.0» se emite en CuatroHora: 22:30
El «remake» de «Hawai 5.0» se emite en CuatroHora: 22:30

Más aún si regresas a la infancia. No acierto a averiguar si cuando me sentaba a ver «Hawai 5.0» la televisión era en blanco y negro o en color, pero me gusta pensar que veía el agua turquesa del oceáno Pacífico y el tremendo tupé castaño del protagonista, Jake Lord. Hoy nos llegan los que bien podrían ser casi sus nietos en un «remake» que promete. Vale, los telespectadores de hoy no se sentirán tan fascinados como los de antaño por esa isla que parecía en paraíso si no fuese por todos los malos de solemnidad que la poblaban. Los intérpetes de ahora llevan el pelo mucho más corto, apenas saben lo que es ponerse un traje y más que ex policias o detectives parecen un grupo de chicos bien musculados que acaban de bajarse de la tabla de surf. Pero es mejor no menospreciarles porque están preparados para las misiones más difíciles.
La serie arranca con fuerza. Es una serie de acción y es consecuente con ello: las escenas trepidantes se suceden y no tienen que envidiar a algunas secuencias de algunas superproducciones con exceso de testosterona. Porque, aunque haya una mujer entre los protagonistas, a qué negarlo, esta serie es un homenaje a la testosterona, a los físicos diez. Eso sí, también tienen muy bien musculado el cerebro: que ya se sabe que, de común, los malos suelen ser inteligentes y hay que combatirlos con suficiente masa gris.