Los asesinatos en las calles de Brasil aumentaron un 22 % entre 1999 y 2009

El número de brasileños asesinados en las calles del país aumentó un 22 por ciento entre 1999 y 2009, cuando la cifra de víctimas se situó en 18.009, según un estudio oficial divulgado hoy por el portal UOL.

La estadística, realizada por el Ministerio de Salud, indica que esas víctimas representaron el 49,1 por ciento del total de 36.624 muertes violentas registradas en Brasil durante el año 2009.

El balance es parte de diversas iniciativas destinadas a evaluar la efectividad del Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU), un plan de socorro médico inaugurado en 2003 por el Gobierno, mediante el cual se ha dotado a más de un millar de municipios de ambulancias y equipos para atender emergencias.

Según el propio Ministerio de Salud, el SAMU funciona actualmente en 1.502 de los 5.656 municipios del país y atiende a una población calculada en 112 millones de personas.

De acuerdo con especialistas consultados por UOL, el aumento del número de muertes en las calles no responde a una supuesta falta de eficiencia del SAMU, sino a la expansión del tráfico de armas y a la facilidad con que éstas pueden ser adquiridas en forma ilegal.

"Hoy es cada vez más barato y fácil tener acceso a armas en el mercado ilegal y con poco más de 150 reales (unos 95 dólares) es posible conseguir un revólver", dice otro estudio citado por UOL, realizado por los profesores Claudio Beato y Luis Felipe Zilli, del Centro de Estudios de Criminalidad y Seguridad de la Universidad Federal de Minas Gerais.