África

El mundo busca respuestas eficientes en Valladolid para erradicar la pobreza

La Reina Sofía abre la Cumbre Mundial del Microcrédito con una llamada a la esperanza

Llegada de la Reina Sofía a la Cumbre, acompañada por León de la Riva, Josefa García Cirac, Juan Vicente Herrera, Trinidad Jiménez, el profesor Yunus, Soraya Rodríguez y Miguel Alejo
Llegada de la Reina Sofía a la Cumbre, acompañada por León de la Riva, Josefa García Cirac, Juan Vicente Herrera, Trinidad Jiménez, el profesor Yunus, Soraya Rodríguez y Miguel Alejo

Valladolid- Cerca de 2.000 delegados de todo el mundo se sumergen, durante estos días, en hallar adecuadas respuestas para frenar la pobreza. Una tarea ardua y complicada, y más en estos momentos de «nubes oscuras», tal y como calificaba la situación económica actual el Premio Nobel de la Paz, el profesor Yunus, padre de las microfinanzas.

La capital vallisoletana se ha convertido en escenario de la V Cumbre Mundial del Microcrédito, con una madrina de excepción, como la Reina Sofía, quien quiso mostrar su aliento y apoyo a los representantes de más un cenetenar de países. Y es que el reto que se plantea en este foro no es nada fácil, tal y como indicaba la Reina de España. «Lograr que unos 175 millones de familias accedan a servicios financieros básicos a finales de 2015 y conseguir que 100 millones de las familias más pobres del planeta mejoren sus ingresos por encima del umbral de un dólar al día», resaltaba.

Su Majestad reivindicó el papel de las microfinanzas como «absolutamente indispensables» en la sociedad de nuestros días y mostró su satisfacción por que España se haya convertido en el segundo donante a nivel mundial, con unas aportaciones que alcanzan los 713 millones.

Nueva civilización
Pero fue el banquero y economista Muhammea Yunus, el que realizaba el discurso más emotivo resaltando el papel de las microfinanzas como la «esperanza y la luz al final del túnel». «Este mundo tiene que despertar de un vez», aseguraba, e imaginó un futuro -en estos momentos inimaginable- donde la palabra desempleo y pobreza no existan y sólo sean parte de colecciones museísticas. El también Premio Príncipe de Asturias, indicó que estamos ante un momento «crucial» para el rediseño de «un nuevo marco para crear una nueva civilización» y de la que serán protagonistas los niños de hoy, «los más poderosos de la Historia».

La ovación más cerrada la recibía el confundador de la Campaña de la Cumbre, Sam Daley-Harris, que abandona la dirección. Pero antes, recalcaba la necesidad de que de Valladolid salga una agenda repleta de ideas, entre las que destacó la protección de clientes, que el rendimiento social se traslade también a la práctica o la integración de las microfinanzas en la educación o la sanidad. Daley-Harris apostó por «restaurar» el honor de las personas y que las microfinanzas actúen como «redención» para el logro de cambios profundos en «nuestra forma de pensar y en nuestra acción».

Eso sí, no pudo evitar una dura ctítica a los usos «fraudulentos y vergonzosos» de algunos agentes bancarios que rayan la «usura».

También intervenía en la inauguración de este evento el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que se comprometió a un «uso más eficiente de los recursos disponibles» por parte de las administraciones y apostó por fomentar «las alianzas público-privadas» para articular el compromiso solidario de ciudadanos, instituciones y empresas.

Herrera indicó que la Junta ya lleva participando varios años en microcréditos y puso como ejemplo el progra integral de apoyo a la Fundación Vicente Ferrer en India o la lucha contra el SIDA desarrollados en África por la Fundación Amref.

La semana pasada se conocía que 137,5 millones de las familias más pobres del mundo recibieron un micropréstamo en 2010. En 1997 esa cifra sólo era de 7,6 millones de familias. En este evento participarán altos representantes de Estado, como ministros y altos representantes de países como Panamá, Gambia, Indonesia, Angola, Vietnam o Arabia Saudí, entre otros.

Hasta el jueves se celebrarán en Valladolid más de un centenar de sesiones donde se analizarán estrategias y prácticas y se buscarán y reflexionará sobre el camino a seguir en los próximos años.

Ya por la tarde, se celebraba el primer plenario de la cumbre, donde se ponía de manifiesto que el sello de excelencia en microfinanzas se probará dentro de medio año en seis organizaciones y luego se extenderá de manera progresiva. Con ello se pretende utilizar un sistema cuantificable y universal con el fin de certificar si el trabajo de las distintas organizaciones del sector mejora la calidad de vida de los más pobres.