Millet y Montull saldrán hoy de la cárcel

La juez sopesa imputar ahora al arquitecto del hotel / Castells comparecerá ante la comisión

Los saqueadores confesos del Palau de la Música, Fèlix Millet y Jordi Montull, podrían abandonar hoy la cárcel de Can Brians II. La juez que investiga la operación del hotel del Palau de la Música baraja excarcelar, con el informe favorable de la Fiscalía, a Millet y Montull coincidiendo con el fin de la primera ronda de declaraciones de los testigos vinculados a la causa. La titular del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona, Míriam de Rosa Palacio, entendería que los dos imputados ya no pueden influir sobre los testigos. En total, Millet y Montull habrán pasado doce días entre rejas. Dos semanas, en las que se han tenido que habituar a los insultos de los presos con los que comparten módulo, según han explicado los ex dirigentes del Palau a sus abogados. Millet y Montull podrían haber abandonado ayer Can Brians II. Pero la juez denegó la excarcelación urgente que solicitaron hace una semana los abogados de la defensa porque aún no habían declarado todos los testigos.Durante el tiempo que Millet y Montull llevan en prisión, han desfilado por la Ciutat de la Justícia una quincena de testigos. El conseller de Economía, Antoni Castells, abrió la ronda de comparecencias. Tras admitir ante la juez que existieron irregularidades administrativas en la tramitación del proyecto del hotel del Palau se prestó a dar cuenta de la operación en el Parlament de Cataluña. Aunque el PSC pretendía que el conseller compareciera ante la comisión de Economía, ayer, el presidente del Parlament, Ernest Benach, confirmó que lo hará ante la comisión de investigación, tal y como solicitaba la oposición. El lunes, la comisión de investigación pondrá fecha a la comparecencia de Castells. También se han prestado a declarar los ex consellers de Política Territorial y Obras Públicas de CiU, Felip Puig y Pere Macias. En un comunicado, Artur Mas también se prestó a ser interrogado «si fuera necesario».Las causas de CiU y PSCPara evitar la comparecencia de Castells ante la comisión de investigación, el PSC alegó que el Parlament investiga la presunta financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) por parte del Palau. Y el conseller ha declarado ante la juez por la operación del hotel del Palau, la causa que ha llevado a Millet y Montull entre rejas. El argumento de los socialistas catalanes hizo aguas en cuanto compareció ante la comisión de investigación Manuel Valderrama, propietario de Olivia Hotels, la cadena promotora del hotel de lujo que Millet quería proyectar junto al Palau. Después de pasar por el Parlament, Valderrama declaró ayer ante la juez. El hotelero reiteró en los juzgados que no pagó ninguna comisión de 900.000 euros a Millet y Montull para que le adjudicaran el proyecto del hotel de lujo. La tesis de la Fiscalía sopesa que Olivia Hotels logró el proyecto del hotel a cambio de una comisión de 900.000 euros a la Fundació Orfeón Català, que habría ido a parar a los bolsillo de Millet y Montull. Pero Valderrama defendió que este importe corresponde a los honorarios de los arquitectos. Según fuentes judiciales –porque Valderrama no quiso comparecer ante los medios–, el hotelero declaró que pidió a Montull que le liberara de trabajar con el despacho de arquitectos de Carlos Díaz y Òscar Tusquets, porque los honorarios eran «muy elevados». Hasta la fecha Valderrama habría pagado 300.000 de los 900.000 euros del proyecto.El hotelero puso en un compromiso al arquitecto Carlos Díaz al admitir un pago de 20.000 euros por el proceso participativo y un estudio de movilidad del proyecto. El pago se habría efectuado a través de una factura que emitió el despacho de arquitectos. Este dato y otra información de los ordenadores de las secretarias de Millet y Montull empujaron a la juez a sopesar la imputación del arquitecto. Díaz estaba llamado ayer a declarar, pero la magistrada aplazó el interrogatorio porque tiene indicios para imputarlo. Una alto cargo de la Generalitat y dos altos cargos del Ayuntamiento de Barcelona también están a la espera de si la juez los imputa.