Camacho se aleja del Mundial

La selección china cayó frente a Irak por 0-1 y complica su posible clasificación para Brasil 2014

José Antonio Camacho lamenta la derrota de la selección china

La China de Camacho no termina de arrancar. Parece el inicio de un trabalenguas, pero no es más que la realidad que enfrenta el técnico español con el conjunto asiático. Ayer, cayó frente a Irak por 0-1 en un encuentro en el que los locales se beneficiaron de la superioridad numérica en la última media hora de partido. Pero fueron incapaces de hacer el empate.

Durante los minutos iniciales, los chinos mostraron visos de superioridad controlando el balón, incluso disponiendo de ocasiones para estrenar el marcador. Pero no hubo remate entre los palos que no encontrara las manos del meta iraquí, Mohammed Kassid. Los de Zico no tuvieron grandes oportunidades, pero aprovecharon sagazmente un contraataque en el minuto 45 para llevarse los tres puntos que les colocan segundos del grupo A. China es tercera, con dos derrotas y una victoria, por delante de Singapur, que no ha ganado ningún partido de los que ha disputado. A los de Camacho aún les resta jugar dos encuentros, ambos a domicilio, nuevamente contra Irak y Singapur. Sólo si sale victorioso de los dos choques pasará a la cuarta ronda de clasificación para el Mundial 2014.

Camacho acusa la falta de artilleros, característica que reviste el fútbol chino, como uno de los principales inconvenientes a la hora de cuadrar el plan de ataque. Cada derrota también evidencia la falta de preparación física de los jugadores. En el fútbol chino, no hay médicos y fisioterapeutas titulados. Los que acuden al campo son voluntarios que se prestan a las revisiones a cambio de presenciar los encuentros. La comunicación entre los jugadores es un aspecto que Camacho se ha visto obligado a reforzar. Recientemente hacía referencia a la falta de solidaridad defensiva dentro del conjunto. El murciano adopta el papel de «profe» instando a sus pupilos a animarse y corregirse. Al conjunto le sigue costando ir al choque y valorar la posición del contrario para elaborar la estrategia mental. Ya lo dijo Camacho: «Ésta es una carrera de fondo».