Prendas femeninas y coloristas conviven con estampados artísticos en Cibeles

Las prendas coloristas de Agatha Ruíz de la Prada han convivido hoy en la segunda jornada de Cibeles con las propuesta femeninas de Roberto Torretta y con el estampado artístico de Montesinos.

Las propuestas de Roberto Torretta, son "una evolución"de las colecciones anteriores, donde "lo mejor del pasado se fusiona con la frescura del futuro", según contó el propio diseñador. A lo largo de sus 41 salidas, se vieron dos tendencias muy claras: la primera, dominada por siluetas estrechas con pespuntes futuristas, y la segunda, centrada en prendas amplias y trajes de corte masculino.

En cuanto a los tejidos, la lana, la gasa, el satén y el cuero se mezclaron entre sí con "el fin de enriquecer las prendas", dijo el diseñador. Las lanas fluidas y las clásicas espigas las utilizó para reinventar los trajes con pantalón pitillo o falda lápiz.

El visón estuvo presente en los ribetes de los bajos de la faldas y en los cortes de manga, así como en manguitos que abrigan el antebrazo. El zorro finlandés dibujó un fabuloso chaquetón.

Esta temporada, la paleta cromática del Torretta ha subido de tono y ha incluido más colores: "He introducido tres tipos de rojos y un burdeos, además de varios grises, un malva y un verde absenta". Cerraron el desfile cuatro vestidos de noche con volúmenes muy marcados y mucho movimiento. Mientras que unos se adornaban con drapeados en la espalda, otros, con "print"salvaje, preferían las asimetrías en los hombros y las aperturas verticales.

No es la primera vez que la costura de Francis Montesinos se alía con la pintura. En esta ocasión con la obra del pintor y escultor norteamericano Matt-Lamb, que ha puesto a disposición del creador valenciano diversas pinturas para crear los estampados de la colección.

Con los "Paneles del amor"como fondo, las voces de los niños de la Escolanía del Recuerdo dieron la salida a "las propuestas más modernas y coloristas", dijo Montesinos a Efe. A tejidos de toda la vida como la raya diplomática, el príncipe de gales o la espiga, Montesinos les impuso su personal sello con bordados geométricos y estampaciones del pintor.

Para presentar la colección masculina, el diseñador contó con el afamado modelo español John Kortajarena, así como con el torero Israel Lancho y el actor Nicolás Coronado. "White protector"o "Ebb tide reef"fueron algunas de las obras de Matt-Lamb que cobraron protagonismo en la pasarela sobre tejidos de tul de seda. "Ha sido muy fácil y un verdadero lujo trabajar con Matt-Lamb"comentó el diseñador.

Con esta colección, llamada "Umbrellas", Montesinos ha querido unirse a la labor activista y pacifista que el pintor, con quien se fundió en un cariñoso abrazo tras finalizar el desfile, terminó como empezó: con un coro de niños.

La diseñadora Agatha Ruiz de la Prada ha sido la encargada de abrir la segunda jornada vespertina de la Cibeles Madrid Fashion Week con una colección en la que presenta a una mujer que es capaz de brillar con luz propia en un mundo cada vez más oscuro. Arropada por un público abarrotado y entregado, entre los que destacaba su 'incondicional' Pedro J. Ramírez y el futurologo Octavio Acebes, la modista madrileña, que cumple 30 años desde que hiciera su primer desfile, ha presentado las tendencias que se llevarán para el otoño - invierno 2011.

Siendo fiel a sí misma, Agatha ha presentado a una mujer alegre que se atreve con todo. Así destacan las vestidos entallados y largos, trajes de chaqueta, pantalones entallados, chaquetas torera, jersey ceñidos, abrigos largos o cortos que la aportan la comodidad necesaria para el día a día. No obstante, la mujer de Agatha también es capaz de decantarse por vestidos con volantes y elegantes blusas adornados con originales volantes y pantalones vaqueros pitillos, que aportan a la mujer de Agatha una sencillez a la que poco nos tiene acostumbrados. El rojo, blanco, fuscia, rosa, verde, amarillo, azul, naranja... son la gran variedad de colores que presenta la diseñadora madrileña en esta colección.

Las formas, otro de sus señas de identidad, están muy presente en la colección. Así, las siluetas se trasforman en globos a través de frunces y pliegues que marcan escotes, puños y cinturas. Los tejidos aportan comodidad, sencillez y calidad a los diseños, destacando paños lana, tipo muflón, algodones en tricot, circular y satén, sedas en rasos, tafetas, jaquard y terciopelos perfectos para el frío invierno. Como novedad, la colección incorpora los materiales impermeables como las lentejuelas y los efectos metalizados que aportan brillo y luz a las siluetas. Sin dejar de lado los enormes corazones.

Como complementos sobresalen los sombreros, realizados principalmente en capelinas de lana, de formas sencillas y divertidas; las gafas de formas imposibles y de grandes tamaños se mezclan con collares de plata, cristales y esmaltes que aportan a la colección un toque de originalidad. Los bolsos, estampados, en charoles son básicos tanto para el día más informal como para la noche más sofisticada. Y por último, los zapatos, sin adornos y de diversos colores, buscan la comodidad para el día a día.

Del flamenco, patrimonio inmaterial de la humanidad, ha bebido la colección de los hermanos sevillanos, en la que no abandonan las señas de identidad de la casa: los volantes y los bordados. Aunque no es la primera vez que los sevillanos se inspiran en este arte tan andaluz, con el que aderezaron musicalmente todo el desfile, en esta ocasión se han puesto más sobrios, utilizando una paleta monocromática basada casi exclusivamente en el negro combinado muy ocasionalmente con el berenjena.

Los vaporosos vestidos de Vitorio&Lucchino aparecen llenos de transparencias, tiras de encaje, flecos con azabache y bordados de mantón de manila, que alegran un poco la seriedad del negro, así como unos llamativos botines con un tacón multicolor decorado con ondas-caracola.

Formas voluminosas y el volante como eje principal de la colección, una vez más, en chaquetas, vestidos y abrigos confeccionados con terciopelo, lanas, brocados y fieltros, materiales que también les sirve para vestir a un hombre elegante y sobrio, con chalecos superpuestos y cárdigans en los que se atreven a incluir algún guiño de burdeo y marrón.

Hannibal Laguna ha iluminado la lluviosa mañana de sábado de Cibeles con una colección sacada del fondo del mar, para la que ha encontrado inspiración en el hobby que comparte con la moda: el submarinismo. Bajo siluetas escultóricas, los vestidos-joya del venezolano afincado en Madrid recrean el fondo del mar, mezclando tejidos que dan como resultado un perfecto color agua marina.

Las ondas en escotes y cuellos de sus clásicos vestidos con formas orgánicas ayudan a simular las caracolas mientras que el tafetán plisado emula las cascadas de coral negro.No obstante, lo más novedoso es su línea de vestidos de color oro líquido confeccionados con redes de seda y la técnica tradicional de los pescadores.

En ellos, según relató el diseñador, se ha unido una a una cada cuenta y piedra de Swarovski, envejecidas unos cien años con una combinación de láser y ácido, cual si de un tesoro sumergido en un pecio se tratara. Muy aplaudido el paseíllo final de su modelo favorita: Godeliv, enfundada en un sofisticado y elegante vestido negro de noche y secundada por la canción "C'est magnifique"y la torre Eiffel en una pantalla gigante, con la que el diseñador salió a saludar al término del desfile, en el que todas las joyas lucidas por las modelos estaban envejecidas artesanalmente.

Amaya Arzuaga cierra la segunda mañana de Cibeles Madrid Fashion Week con una colección muy serena, marcada por el negro y el piedra con toques de cereza y humo, en la que la burgalesa trata el punto como tejido para confeccionar largos vestidos de rayas. Faldas de lana, vestidos-camiseta y abrigos de pelo de conejo con can can en tonos sorprendentes como el verde esmeralda marcan la colección de la diseñadora, en la que no faltan sus clásicas faldas minis de amplio volumen.

Según indicó a Efe la diseñadora, que mostrará su línea de ropa también en París, la colección tiene dos siluetas muy definidas: una muy pegada al cuerpo y otra de amplios volúmenes, con materiales como el cuero elástico, las lanas hervidas o la seda.

Mañana inaugurarán la pasarela Ailanto, a quien seguirán David Delfin y Kina Fernández, mientras que por la tarde mostrarán sus creaciones Ana Locking, Juando Oliva y Javier Larrainzar.El arte flamenco y las redes de pescadores no tuvieron más remedio que llevarse bien hoy en la segunda jornada de Cibeles Madrid Fashion Week, al servir de fuente de inspiración para las creaciones del próximo otoño-invierno de Vitorio&Lucchino y Hannibal Laguna, respectivamente.