Una silla para Polanski

Antes de llegar al patio de butacas hay que perderse en dos ocasiones, recorrer unas galerías, retroceder, extraviarse de nuevo, salir a un pasillo con camerinos, cruzar una puerta, subir una escalera y resollar un par de veces. Los muchachos que trabajan en los preparativos de la ceremonia de los Goya llevan un cartel que pone: Premios Goya.

Butaca con el nombre de Roman Polanski

El resto son periodistas y actores. El ensayo de la gala desprende cierto aire de improvisación, quizá porque uno no está familiarizado con estas cosas. Buenafuente, Andreu, durante la primera hora no ensaya. No es su turno, no quiere o no le hace falta. A saber. Sólo es el chico de la primera fila al que le sacan fotos. Él se deja. Saluda, también. Cerca está Corbacho: bombín, chaleco negro, camisa floreada, bufanda morada y barba como de hollín. Alguien, la megafonía, anuncia que los presentadores deben mirar a la cámara tres. Sólo a esa. Ya saben, cuando los intérpretes les miren desde el Real, no estarán viendo sus hogares, sino la cámara tres.

Natural Aitana

Al escenario suben intérpretes conocidos. De los que aparecen en los carteles de las películas. El Goya, en cambio, lo recogen suplentes, voluntarios o lo que sea. En el escenario se ve a Imanol Arias. En persona es muy delgado y no resulta tan joven. A su lado, Aitana Sánchez-Gijón, que está como cambiada. Demasiado natural, quizá. Anuncian la ganadora de la categoría de actriz revelación: Natasha Yarovenko. Lo recoge una chica rubia que no debe ser Natasha Yarovenko porque no se le parece y porque habla con acento andaluz. En los respaldos de las sillas aparecen los nombres de los protagonistas. Han colocado juntos a Álex de la Iglesia y Ángeles González-Sinde (el foco será para ellos toda la noche). Mientras aparece Elena Anaya. Lo mejor de todo, antes de que a los periodistas se les susurre adiós, chicos, lo sentimos pero ya no podéis ver más. A cambio, hay una entrevista con la productora de la gala, Beatriz de la Gándara. Ella llama Álex, a Álex de la Iglesia, y dice que él ha dado mucha importancia a la Plaza de Oriente. «Será un gran "show"». Asegura que habrá sorpresas y que hay hasta un helicóptero preparado. «Es una superproducción». La emisión empezará a las diez y durará casi tres horas. «Tengo muchas preocupaciones. Es una gran responsabilidad. Existe tanta expectación». En una de las butacas reservada para los invitados se ve un cartel que pone: Roman Polanski. De sueños vive el cine.


La quiniela de La Razón
Los que deberían ganar
- Mejor película: «Pan negro»
- Director: Rodrigo Cortés («Enterrado»)
- Actor: J. Bardem («Biutiful»)
- Actriz: N. Navas («Pan negro»)
- Actor secundario: Álex Angulo («El gran Vázquez»)
- Actriz secundaria: Ana Wagener («Biutiful»)
- Director novel: Juana Macías («Planes para mañana»)

Los que van a ganar
- Mejor película: «Pan negro»
- Director: Agustí Villaronga («Pan negro»)
- Actor: Javier Bardem («Biutiful»)
- Actriz: Nora Navas («Pan negro»)
- Actor secundario: Karra Elejalde («También la lluvia»)
- Actriz secundaria: Laia Marull («Pan negro»)
- Director novel: J. Trueba («Todas las canciones hablan de mí»)