Los colegas de profesión premian la trayectoria de Rosa María Sardà

Considerada como una de las principales intérpretes de nuestro país, sus compañeros han querido premiarla.

Álex de la Iglesia y Rosa María Sardà, ayer durante la concesión de la medalla
Álex de la Iglesia y Rosa María Sardà, ayer durante la concesión de la medalla

Barcelona- La actriz Rosa María Sardà recibió ayer la Medalla de Oro de la Academia del Cine de España, en reconocimiento a toda su carrera artística, que valoró como una muestra del «aprecio» de sus compañeros, el «éxito más grande que se puede esperar». En el Salón de los Espejos del Gran Teatro del Liceo de Barcelona y en presencia del presidente de la Academia, Álex de la Iglesia, la actriz catalana comentó que está «contenta», porque este reconocimiento «viene de parte de los compañeros».
«Haber vivido dignamente un oficio que elegí y tener el aprecio de mis compañeros es el éxito más grande que se puede esperar», confesó Sardà, quien añadió que no quitaría ni añadiría nada a su amplia carrera en cine, teatro y televisión, pues todo en ella «está porque es fruto del momento y creo que he sido útil a la profesión».
La actriz dijo que se ha dedicado a su profesión «con buena fe» y «con ganas de servicio a un trabajo», que más que una artista se considera «una actriz en formación» y que siempre ha pensado que su trabajo «es un servicio para mejorar la vida de los demás».
Preguntada por algún personaje que le gustaría interpretar, Sardà respondió que no es mitómana, y que por eso no piensa en algún personaje concreto; cuando escoge un trabajo es porque le atraen «los buenos personajes, aún mejor, los buenos guiones».
La actriz» opinó que «el cine español es bueno porque hace buenas películas cuando puede, cuando se producen las circunstancias necesarias, pero eso no siempre sucede». Sardà comenzó como actriz cómica, registro que en los últimos años combina con el drama, labor por la que ha recibido el reconocimiento con múltiples galardones.