El PSOE se da otra opción para votar la Ley de Aguas sin las enmiendas del PP

Velasco cree «injusto» que el «responsable del error» presente su dimisión como secretario del Grupo Socialista.

La Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A celebró ayer una reunión en Sevilla, en la sede del partido
La Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A celebró ayer una reunión en Sevilla, en la sede del partido

SEVILLA- El PSOE no ha esperado a llegar a un posible acuerdo con el PP que les permita subsanar su error y aprobar el texto de la Ley de Aguas sin las enmiendas que aceptaron de los populares de forma equivocada. Ayer mismo registró una Proposición de Ley en el Parlamento con el texto original. El vicesecretario general del PSOE-A, Rafael Velasco, insistió ayer en los mismos argumentos ofrecidos por el portavoz socialista, Mario Jiménez, el pasado miércoles, día de la votación: fue un «error humano» y se trata de una simple «anécdota». La manera de solventar esa equivocación será simple: otra opción para votar el articulado de la ley en un nuevo pleno de la Cámara. El PSOE defendió que ésta es la mejor manera de solucionar el problema creado por el error del secretario general del grupo socialista, José Muñoz, al tiempo que no retrasará la entrada en vigor de la Ley de Aguas. Según el artículo 124 del Reglamento, ahora será la Mesa del Parlamento la que ordene la publicación del texto para que el Consejo de Gobierno otorgue su consentimiento y lo remita de nuevo a la Cámara para que se incluya en el orden del día del pleno para su consideración. De forma paralela, Velasco centró sus críticas en el PP, al que llegó a acusar de «pervertir la democracia». Los populares no aceptaron que acogiéndose al artículo 122 del Reglamento del Parlamento el texto se aprobara sin sus 29 enmiendas, ya que entienden que no existe una redacción «incongruente u oscura» –los supuestos recogidos en ese precepto–, sino que se trata de un error que los socialistas deben asumir. Lejos de censurar la labor de la dirección del grupo socialista, el vicesecretario general del PSOE no hizo autocrítica, alabó la «potente labor» llevada a cabo por Jiménez y negó que Muñoz –el secretario que indujo a la equivocación al resto de sus compañeros– deba dimitir. «No me consta que haya presentado su dimisión. Sería muy injusto», sentenció. Por su parte, la responsable del área de Medio Ambiente del PP, Carolina González Vigo, pidió al PSOE que reflexione y aproveche la oportunidad de mejorar la Ley de Aguas. Entre estas mejoras, se incluye la reducción de 20 altos cargos de la Agencia Andaluza del Agua o la «unidad de cuenca».

De «explicar» la concertación en las sedes, a negar retrasosAtrás queda el 3 de diciembre, día en el que el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, acudió a la sede del PSOE-A en Sevilla, junto a los secretarios regionales de UGT y CC OO, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, para explicar ante el Consejo Territorial de los socialistas andaluces las «bondades» del VII Acuerdo de Concertación Social, firmado días antes con el Gobierno andaluz. Cinco meses después, tanto los empresarios como los representantes de los trabajadores se han quejado de su lento desarrollo y han pedido a la Junta de Andalucía mayor agilidad en la aplicación de las 351 medidas recogidas en el pacto. En estos meses, el PSOE ha llevado esta campaña de información a todas las provincias andaluzas, pero el Gobierno se ha olvidado –o al menos así lo entienden los agentes sociales– de lo esencial: su desarrollo. Velasco aseguró que es «lógico» que exijan «más esfuerzo a la Administración», pero negó que haya habido «parálisis» y destacó la «formidable» disposición del Ejecutivo andaluz para su aplicación. También discrepó sobre la falta de comunicación entre los firmantes e incluso comentó que hay contactos «casi a diario» entre todos los implicados.