Se imagina una ciudad del futuro en las galerías de Mina San José

Después de la experiencia vivida por los 33 mineros chilenos en San José, se hace difícil pensar en soluciones arquitectónicas para la vida bajo tierra. Pero el artista Matthew Fromboluti ha ideado un edificio «empotrado» en una antigua mina que permitiría a sus habitantes una existencia muy distinta a la pesadilla vivida por los trabajadores atrapados durante casi 70 días en sus galerías.

¿Se imagina una ciudad del futuro en las galerías de Mina San José?
¿Se imagina una ciudad del futuro en las galerías de Mina San José?

Parece la última guarida de los malvados de las películas de James Bond, o un guiño a la ciudad subterránea de Sión, de la película Matrix. Pero en realidad se trata de una propuesta arquitectónica sacada de la ciencia-ficción que pretende aprovechar antiguos espacios dejados por minas y canteras.

Áreas de trabajo, zonas de ocio y espacios verdes suficientes para proporcionar alimentos a la comunidad. Una de comunidad autosuficiente dentro de un gigantesco agujero en el desierto de Bisbee, Arizona.

Haciendo uso de los cráteres dejados por las operaciones de minería a cielo abierto, en St. Louis, el artista Matthew Fromboluti propone la creación de comunidades autárquicas en el desierto. La idea se basa en la construcción de un rascacielos… pero que crecería hacia el interior de la tierra, nada menos que hasta alcanzar los 274 metros de profundidad.

La arquitectura subterránea también conocida por arquitectura enterrada, arquitectura excavada o arquitectura troglodítica es un subtipo de la arquitectura solar bioclimática que pretende construir refugios acogedores y duraderos.

Desarrollo sostenible
La energía sería proporcionada por una fuente de alimentación no especificada en el proyecto, con un sistema de reciclaje de agua y una chimenea solar para moderar el clima artificial dentro de la ciudad subterránea. Un sistema ferroviario conectaría a los habitantes de la cercana ciudad de Bisbee.

El proyecto, denominado «Above below», cuenta con unos ventanales en la parte superior que dejan entrar el sol hasta los árboles y otras plantas que se pueden cultivar bajo tierra.

Esta modalidad de arquitectura aprovecha de los recursos naturales en los alrededores de la localización elegida para la construcción: el propio suelo consolidado tal como está. Se aprovecha la inercia térmica del terreno para obtener confort térmico interior en la construcción.

Para la construcción se deben cumplir varios requisitos, como el de contar con un terreno adaptado. ¿Que en qué consiste? En arcilla, areniscas, margas, calizas, conglomerados o roca sedimentaria. Si se ha cumplido con los requisitos, el clima interior está muy cerca del confort térmico: cálido en invierno y fresco en verano. Las temperaturas interiores rondan alrededor de la temperatura media anual del aire de la zona.