Más de 500 murcianos dan el último adios a Escámez

El féretro de Alfonso Escámez, a su salida de la Iglesia de San José de Águilas
El féretro de Alfonso Escámez, a su salida de la Iglesia de San José de Águilas

Águilas-Más de 500 personas asistieron ayer en la Iglesia de San José de Águilas al funeral del ex presidente del Banco Central Hispano Alfonso Escámez, que murió el domingo en Madrid a los 94 años, y que fue inhumado en el cementerio municipal de su ciudad natal, de la que era Hijo Predilecto.La comitiva fúnebre, compuesta por cinco coches repletos de coronas de flores, entre ellas una de los Reyes de España, llegaron poco antes de las 12:30 horas a la Iglesia en la que centenares de personas esperaban para rendir el último homenaje al marqués de Águilas.Entre los asistentes se encontraba el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel; el alcalde de Águilas, Juan Ramírez; el consejero de Obras Públicas, José Ballesta, y el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, entre otros. El presidente destacó, al término del funeral, que el banquero aguileño fue «un hombre que hizo mucho por la Región y también por España».De su figura el presidente autonómico subrayó que fue «un ejemplo de superación que todos debiéramos de seguir», al tiempo que recordó que «empezando de la nada llegó a ser presidente del Central». Valcárcel afirmó que su muerte supone «una gran pérdida» y que «por encima de todo», de Escámez hay que subrayar «sus virtudes humanas y sus cualidades» personales. Tras el oficio religioso el cuerpo del banquero al cementerio municipal de Águilas, donde recibió sepultura en el panteón familiar.