Un plato que se sirve frío

En el puerto de Nueva Jersey, un americano que espera a unos amigos que llegarán de Europa de un momento a otro se fija en un hombre que camina con la cabeza gacha, arrastrando con dificultad la pierna izquierda por toda la sala de espera.

La Razón
La RazónLa Razón

No es la primera vez que lo ve. Ya se ha percatado de su presencia en otras ocasiones y su andar frágil y ensimismado ha vuelto a llamarle la atención. ¿Quién es? ¿Qué hace ahí? ¿A quién espera este extranjero, entre la bruma del muelle, en una mañana fría de noviembre de 1940? A setenta y cinco hombres. Setenta y cinco judíos que, como él, tal vez hayan logrado escapar de Heidenburg, un campo de concentración cercano a la frontera con Holanda, donde el comandante Hermann Wagenseil resolvió solucionar el problema de hacinamiento con un método demoníaco: ofrecerles a sus prisioneros, después de una larga sesión de tortura, la posibilidad de morir como deseasen: algunos eligieran el suicidio; otros optaron por el silencio y la venganza divina.

El extranjero del puerto, no. «Mía es la venganza» constituye uno de los primeros testimonios sobre el horror del nazismo y hasta ahora no se había editado en castellano. Publicado en 1943, cuando Friedrich Torberg (uno de los más importantes escritores austriacos) se encontraba exiliado en EE UU, el relato es un auténtico descenso a los infiernos, una historia sobrecogedora que se adentra en un tema tan delicado como el Holocausto y el dilema moral que implica aceptar el destino o desquitarse, con un disparo, del verdugo. Esta novela estremecedora –que se publica junto con «El regreso del Golem», un relato ambientado en las viejas calles de Praga– no solamente permite conocer a un escritor de primer nivel como Torberg, un autor que tras su regreso a Viena en 1951 mantuvo disputas con Bertold Brecht y Thomas Mann con respeto al sionismo y a cuestiones relacionadas con el perdón y el olvido, sino que también indaga en los orígenes del mal y en el mal que, en todas sus formas, adopta la condición humana.

Sobre el autor: Está considerado uno de los grandes escritores de Austria. Defendió el judaísmo y mantuvo agrias disputas con escritores coetáneos.
Ideal para...: los que desean conocer qué ocurrió realmente en los campos de exterminio nazis. Puntuación 9