Feriantes

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El día de un feriante comienza sobre las dos, en mi caso, copa de rigor en el Gran Melia Colón, donde ha vuelto el ambiente taurino de siempre. Salida hacia la Feria con un magnífico coche de caballos. En esto de los enganches es como decía Jaime de Mora, la mejor finca, el mejor avión privado, el mejor yate y, en la Feria, el mejor enganche es el que tiene un amigo generoso que te lo deja disfrutar. Una vez que llegas a la Feria con una ruta marcada, jamás te da tiempo a cumplirla, porque empiezas por el recorrido fijo, que te atrapa demasiado tiempo. Ayer almorzamos José Luis y Pilar García Palacios, amigos de siempre y, como presidente de la Caja Rural del Sur, siempre generoso con este periódico. Empezamos en el Real con Carlos Herrera, que nos lleva a la caseta de unos amigos donde disfrutamos de auténtica comida de autor. Miguel Gallego nos recibe como es habitual, como a príncipes –hablo en plural porque en todo el recorrido me acompaña mi amigo Josemi Rodríguez Sieiro–, nos pone a nuestra disposición un landó maravilloso con el que vamos al estudio que tiene montado en la misma Feria Giralda Televisión. Allí, Ricardo Castillejo nos entrevista y pasamos un rato muy agradable. Nos dirigimos a la caseta de La Maestranza, allí coincidimos con Mercedes Domecq, Tomás Terry, Tere Pickman, Jaime Martínez Bordiú y su nueva novia y todos nos dirigimos a la caseta del Herrera, donde saludamos a Francisco Rivera, que a la grupa lleva a la hija de Rafa González Serna y Magdalena Lirola. Las sevillanas, los gin-tonics y las rumbitas y la vuelta al hotel, que queda la gran cena de despedida de la Feria 2011.