Recomiendan responsabilidad en el inicio de la temporada de caza menor

Ciudad Rodrigo - El primer día de la temporada de caza menor en Castilla y León ha dejado a los aficionados con ganas de más ya que se aprecia escasez de liebre y que el vuelo de la perdiz es bajo, al no haber desarrollado todo su plumaje, por lo que la Federación de Caza pide responsabilidad.
El presidente de esta organización, Santiago Iturmendi, ha recomendado una cacería responsable de la perdiz y de la liebre, ya que escasea a consecuencia de los venenos y los herbicidas.
Con motivo del inicio de la veda en la Región para la caza de la perdiz, la liebre y el conejo, que ha provocado la salida al campo de alrededor de 100.000 cazadores en la Comunidad, Iturmendi se ha referido a los problemas que afrontan los aficionados en estas primeras jornadas.
En relación a la perdiz, el mayor problema radica en que aún no han «pelechado», ya que «la escasez de lluvia ha impedido el cambio de su plumaje y ha provocado que hayan nacido más tarde de lo habitual, a partir de la segunda quincena de julio, cuando lo normal es durante el mes de junio», según Iturmendi.
La liebre es uno de los animales cinegéticos cuya población ha descendido más drásticamente en los últimos años, provocado por «los venenos en grano que se utilizaron para combatir la plaga de topillos», según Iturmendi, quien cree que hay zonas donde la liebre ha desaparecido del todo, como es el caso de Tierra de Campos.
En relación a la población del consejo, el presidente regional aseguró que «hay zonas de Castilla y León donde se está recuperando».