La OMS levanta la pandemia de gripe A tras meses de inactividad

Ya pueden respirar tranquilos y sin mascarilla: la pandemia de gripe A terminó ayer de forma oficial. Así lo acordó la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien decidió pasar al «periodo postpandémico» 14 meses después de decretar la primera alarma de estas características desde su creación, y tras casi un año y medio desde que se detectaran los primeros casos del virus H1N1.

Gripe A: Sanidad pondrá la vacuna «normal» tras levantarse la pandemia

La OMS se vio abocada a tomar esta decisión tras meses de inactividad del virus. En España, por ejemplo, en julio no se detectó ningún afectado por la enfermedad, de acuerdo con Sanidad. La agencia de la ONU llevaba desde febrero postergando el levantamiento de la «fase 6» pandémica, en medio de una lluvia de críticas por alarmismo y la sombra de un interés comercial. La directora general del organismo, la china Margaret Chan, reunida ayer en Ginebra con su Comité de Emergencias, salió al paso de esta polémica con un «hemos sido mucho más afortunados de lo que temíamos hace un año», y dio por terminada la crisis.

La OMS también aclaró que entrar en el periodo postpandémico «no significa que el virus haya desaparecido», y puso como ejemplo Nueva Zelanda (donde es invierno) como país con una elevada transmisión. Además, recomendó a los países «seguir vigilantes», pues la evolución del virus es «impredecible». Eso sí, reconoció que, como entre un 20 y un 40 por ciento de la población mundial ha resultado infectado por el H1N1, ya hay «cierto grado de inmunidad protectora», aunque es probable que la enfermedad «siga provocando una grave morbilidad entre los grupos de edad más joven». Sin embargo, las propias cifras de la OMS son obstinadas. La gripe A ha matado a 18.449 personas en el mundo (350 en España), cuando una gripe estacional acaba con entre 250.000 y 500.000 vidas en el mundo y entre 1.000 y 4.000 en nuestro país.

En lo que no entró la OMS fue en las consecuencias económicas que ha tenido la pandemia. Mientras que los laboratorios fabricantes de vacunas han aumentado sus beneficios (los de Novartis subieron un 49 por ciento en el primer trimestre de 2010), los gobiernos occidentales –incluido el de España– gastaron cientos de millones de euros en fármacos para combatir el virus, desde los antivirales como el Tamiflu hasta la vacuna. Si bien es cierto que la OMS incluirá el H1N1 como una de las cepas en la próxima vacuna estacional, lo hará en combinación con otras, por lo que se plantea el dilema de qué hacer con los millones de dosis sobrantes.


Donar, utilizar o destruir
En el caso de nuestro país, desde Sanidad recalcan que, gracias a una cláusula que firmaron con los laboratorios, pudieron devolver la mayoría de los 37 millones de vacunas encargadas y así ahorrarse 176 millones. Sin embargo, se adquirieron 13 millones de dosis, por 94 millones de euros, y sólo se han utilizado dos millones.

Sanidad ya donó cuatro millones a la Organización de Estados Americanos, pero ahora, las comunidades autónomas, que son las propietarias de la mayoría de las dosis, tienen que decidir qué hacer con ellas. Lo harán en una próxima reunión y, de acuerdo con fuentes de Sanidad, «pueden utilizarlas o destruirlas, pero es probable que se decanten por la segunda opción». La donación, con la pandemia levantada, no tiene ya mucho sentido.


Del miedo al desinterés
Alarma: un nuevo virus
- El 24 de abril de 2009 México confirma un brote de una extraña infección. La OMS decreta alerta prepandémica 4. El 11 de junio eleva la alarma al nivel 6: la pandemia es oficial.
El mundo se prepara
- España, como el resto del mundo, invierte en fármacos. El 10 de julio Sanidad anuncia la compra de 37 millones de vacunas. En noviembre empieza la vacunación, pero con escasa afluencia.
Indiferencia y críticas
- El 11 de febrero de 2010 la OMS anuncia que los casos de gripe A decrecen y que declarará pronto el fin de la pandemia. Las críticas por alarmismo hacen que retrase esta decisión seis meses.



ANÁLISIS
¿Cómo justifican las autoridades la alarma?
- ¿Qué argumentos esgrime la OMS para haber mantenido la pandemia 14 meses?

–Su directora, Margaret Chan, señaló que «las pandemias son impredecibles y, a menudo, reservan sorpresas», y que «nunca ha habido dos pandemias iguales». El alto nivel de transmisión justificaba, en su opinión, la alarma.
- ¿Cómo justifica la diferencia de fallecimientos entre la gripe A y la estacional?
–La OMS asegura que las cifras de fallecimientos por gripe estacional (entre 250.000 y 500.000 al año) responden a estimaciones y se hacen extrapolando algunos casos. En cambio, afirma que todos los fallecidos por gripe A (18.449 en total) son casos confirmados en el laboratorio, lo que hace pensar que la gran diferencia entre muertes por uno y otro virus no es tanta.
- ¿Por qué se consideró más peligroso el H1N1 que otros virus gripales?
–Sobre todo, por los grupos de riesgo. De acuerdo con la OMS, los jóvenes han sido los principales afectados (con especial incidencia en las embarazadas).