Los políticos del millón de euros

Los hay ricos y pobres; los hay más, menos y nada endeudados; con dos casas, con tres, con cuatro y hasta con siete; con fincas rústicas; con barco; con acciones de entidades financieras, de laboratorios; con propiedades en Venezuela, en Francia y en Argentina; con hectáreas de olivares; con bufetes de abogados; o con un coche del año de la tos y con una auténtica colección de los modelos más cotizados… Esto de que el Congreso y el Senado hayan decidido, después de 30 años, desnudar patrimonialmente a sus señorías da para mucho.

Rubalcaba y Bono, entre los que superan el millón de euros.
Rubalcaba y Bono, entre los que superan el millón de euros.

Para el dato objetivo, para la lectura sesgada, para las especulaciones y para grabar un «tomate de la política». Cada cual que saque sus conclusiones. Pero hay una que salta a la vista: nuestros políticos no son de los mejores pagados de Europa –tampoco los trabajadores españoles– y, sin embargo, hay un alto porcentaje que a lo largo de los años ha hecho un importante patrimonio, y eso no quiere decir que lo hayan obtenido de la política. Unos por herencias familiares; otros porque ahorran como hormigas, pero aciertan si piensan que la mayoría lo ha logrado porque además de a la política se dedican a otras actividades privadas. En el Parlamento no hubo acuerdo entre los grandes para exigir la dedicación exclusiva que reza en la Constitución española. Todo llegará. Al menos desde ayer el patrimonio de sus señorías es ya un asunto público, gracias a la reforma del artículo 160.2 de la Ley Electoral y a que las páginas web de sendas Cámaras colgaron la declaración de bienes y patrimonio de todos sus parlamentarios. Tanta sed de información o ¿cotilleo? hubo durante todo el día que los servicios informáticos del Congreso y el Senado hicieron horas extra para reparar el colapso de sus páginas. Más de 130.000 entradas. Y es que los datos, a secas, daban para mucho.

Verán, en estas líneas mencionamos a todos aquellos que superan o rozan el millón de euros tanto en el Congreso como en el Senado. Apenas son una docena de un total de 626. El parlamentario con más patrimonio de ambas Cámaras es, sin duda, la socialista Mercedes Cabrera (más de 6,6 millones entre cuentas corrientes, sociedades de inversión y acciones de un banco). Entre los socialistas le sigue Eduardo Madina, con casi 2 millones, que recibió de una indemnización por un brutal atentado terrorista. Su patrimonio nada tiene que ver ni con la empresa privada ni con las herencias familiares. Bono y Rubalcaba completan el cuarteto de socialistas que superan el millón. El presidente de la Cámara, sobre todo por su inversión en la hípica Almenara y distintos fondos de pensiones e inversión. Rubalcaba, por la venta de la herencia paterna, y alguna participación.

En los bancos del PP del Congreso, hay hasta cinco parlamentarios que superan o rozan el millón de euros según su declaración: Andrés Ayala (1.827.849) que declara hasta una participación en un Club Náutico, José Luis Landaluce (909.000 euros repartidos en fondos de inversión y distintas sociedades), Fernando López Amor (3.452.940), Arsenio Pacheco (1.058.281 euros) y Francisco Javier Gómez Darmendrail (2.541.806 euros). Todos ellos poseen además bienes inmuebles. López Amor, el segundo en la lista de millonarios, declara 11 pisos y 10 plazas de garaje en Madrid. En el Senado, el más pudiente es el popular por Orense Isaac Vila Rodríguez, que acumula 3.143. 822 euros repartidos en acciones de distintas sociedades y depósitos y cuentas bancarias. Le siguen otros tres senadores del PP: Luis Peral (1.296.746 euros repartidos en sociedades que cotizan en Bolsa y otras que no), Rafael Salas Machuca (930.000 euros) y Manuel Fraga con un patrimonio similar, por encima de los 900.000 euros. El patrimonio medio de los 14 senadores del PP pasa de los 800.000 euros, muy por encima del que acumula la media socialista, que no llega a 250.000 euros. Y es que es en el PSOE donde menos participaciones tienen en sociedades privadas. En la Cámara Alta, supera el millón de euros también un senador de CiU:Josep Maldonado, que declara un patrimonio que supera los 2,5 millones de euros, además de un solar en Tarragona, 3 viviendas, 9 locales, 10 aparcamientos, una finca rústica y 17 viviendas. En la Cámara Alta, no hay ningún socialista que supere la cifra mágica del millón. El que más se acerca es Miguel Ángel Urquiza, con 407.000 euros, o Joan Lerma, con 330.000. Por lo general, casi todos invierten en ladrillo. Los hay que como Carmen Alborch, que declaran diez casas, cuatro de ellas en copropiedad.


Bono, de la hípica a la pensión de divorcio
El presidente del Congreso, José Bono, ha declarado poseer un patrimonio que supera los 1,8 millones de euros, procedentes en su mayor parte de las 80 participaciones que tiene en la toledana Hípica, Almenara, por un valor de 1,6 millones de euros. Además, posee dos casas a su nombre y un apartamento en Campello (Alicante), propiedad de la hípica.Bono cerró el ejercicio de 2010 con un saldo medio de 41.543 euros en sus dos cuentas corrientes y tiene 109.713 euros en planes de pensiones. También es propietario de 17 hectáreas de la citada hípica, repartidas en tres parcelas catastrales en Toledo, así como de un apartamento y dos plazas de garaje de la misma sociedad en El Campello (Alicante). La cuota líquida de su declaración de IRPF asciende a 86.747,92 euros y es propietario de dos casas, una de ellas es una unifamiliar en Olías (Toledo), con una parcela de 1.890 metros cuadrados y ha declarado 109.713 euros en planes de pensiones. Por otra parte, Bono tiene que abonar a su ex esposa 1.200 euros mensuales como consecuencia de su sentencia de divorcio.


Rubalcaba, la herencia millonaria
El candidato socialista a la presidencia del Gobierno declara tener cerca de un millón de euros, una vivienda, su piso de 135 metros cuadrados en Madrid comprado en 1978 a medias con su esposa y dos coches con más de diez años de antigüedad. Cerca de la mitad de los 984.281 euros de los que informa Alfredo Pérez Rubalcaba proceden de herencias de sus padres, que en su mayor parte aún no ha cobrado; más de 100.000 euros están en planes de pensiones, y más de 160.000, en dos cuentas bancarias, una de ellas a medias con su esposa. El año pasado pagó en IRPF 23.825 euros, y su sueldo, todavía de ministro, fue de 55.374 euros. Además, cuentas con la mitad de un coche Mazda, comprado en 1998, y otro vehículo Skoda del año 2000. El candidato socialista no cuenta por el contrario con deudas pendientes ni préstamos bancarios, como desveló en octubre de 2009, cuando hizo público su patrimonio como miembro del Gobierno. Entonces, declaró 1,22 millones de euros, de los que 109.608,38 correspondían al valor catastral de su vivienda de 135 metros cuadrados de Madrid.