El PP esperará al BOE para decidir si se abstiene

Su única información fue la recibida por la rueda de prensa. Rajoy duda de que sirva para crear empleo

PULSE EN «DOCUMENTO» PARA DESPLEGAR EL GRÁFICO
PULSE EN «DOCUMENTO» PARA DESPLEGAR EL GRÁFICO

Madrid- Habrá que seguir esperando. La información que recibió ayer el PP, exclusivamente por la rueda de prensa del ministro de Trabajo, no resultó concluyente para que fijara oficialmente su voto en la convalidación del decreto de la reforma laboral. Fuentes solventes de la dirección popular aclararon a LA RAZÓN que aún no tienen una decisión definitiva y que, por lo tanto, sería precipitado dar por hecha la abstención o incluso el voto en contra a partir de sus duras críticas. El principal partido de la oposición está a la espera de leer el decreto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), porque ayer el Gobierno no tuvo a bien remitirle ningún documento. Y de lo escuchado en la boca de Corbacho, su conclusión es que hay «más confusión todavía». «No entendemos nada. No sabemos si lo que realmente ha aprobado el Consejo de Ministros se parece más al texto del que nos hablaron el viernes o al vigente Estatuto de los Trabajadores», sentenciaron las citadas fuentes. Miembros del equipo de Rajoy, entre ellos la portavoz en el Congreso y el portavoz económico, están pendientes de leer íntegro el decreto para diseccionarlo y, a partir de ahí, fijar la respuesta pública. Eso sí, Mariano Rajoy dejó ayer tarde bien claro que siguen sin acercarse posturas. Desde Bruselas subrayó sus dudas sobre la capacidad para crear empleo de la reforma laboral aprobada por el Consejo de Ministros y tachó el decreto ley de «confuso» y «falto de claridad», informa Ep. También le afeó que no sea una reforma laboral «global», si bien evitó pillarse los dedos anunciando qué hará en la votación parlamentaria. «El proyecto de reforma laboral se supone que debe servir para crear empleo y no tengo claro que sirva para crear empleo, que es lo que en este momento cualquier reforma debe pretender», manifestó. El PP no es el único que mantiene sus cartas tapadas, ya que tampoco los demás grupos clarificaron sus posiciones en el trámite parlamentario de la próxima semana. Mientras tanto, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, recibirá hoy en su despacho a los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC OO, Ignacio Fernández Toxo. Este encuentro se enmarca en la ronda que las centrales sindicales han abierto con los distintos partidos con representación parlamentaria. Fuentes de Moncloa también filtraron que el presidente del Gobierno está dispuesto a reunirse con los 750 expertos consultados por los sindicatos, después de recibir esta misma semana a una delegación de los llamados «100 economistas» que propugnan una reforma más profunda del mercado laboral que la impulsada por el Ejecutivo.