Los partidos exigen explicaciones a Mas sobre la conexión Millet-CDC

El PP cree que sólo un juicio lento evitará el estallido del caso en los tribunales 

El responsable de finanzas, Daniel Osàcar (centro), junto a Oriol Pujol el dia que compareció en el Parlament
El responsable de finanzas, Daniel Osàcar (centro), junto a Oriol Pujol el dia que compareció en el Parlament

BARCELONA- El presidente de CiU, Artur Mas, se ofreció ayer a colaborar con la Justicia para aclarar el supuesto desvío de fondos de empresas constructoras en el Palau de la Música a las finanzas de CDC. Una aclaración que no le libró de la polémica y de la demanda de explicaciones del resto de formaciones políticas respecto a la conexión CDC–Millet.
En un acto con las juventudes del partido, la candidata del PP a las autonómicas, Alicia Sánchez Camacho, dio por hecho «la financiación ilegal de CiU» y advirtió a la formación de que sólo una tramitación judicial «a cámara lenta» del caso Millet les podrá salvar para que no se sepa su vinculación con las ilegalidades cometidas en el Palau.
Para la presidenta de los populares catalanes «los ciudadanos no pueden confiar en un partido que se ha asociado a Millet y ha utilizado el Govern para financiarse». La candidata hacía referencia a las últimas informaciones publicadas sobre la vinculación del responsable de finanzas de CDC, Daniel Osàcar, con el Palau y la constructora Ferrovial. Un supuesto ingreso de comisiones irregurales procedentes de la institución cultural y de la constructora a cambio de la concesión de obras públicas.
A pesar de que Osàcar negó ante la comisión de investigación del Parlament los hechos, se ha revelado que en la agenda del ex gestor del Palau Jordi Montull aparecieron referencias a contactos con él mismo.
«Hoy vuelven a salir nuevas evidencias de que se trata no de un Daniel que no conocen, sino de una persona de la máxima confianza de Artur Mas, que ha sido el responsable de las finanzas de CDC». Así de duro se mostró el portavoz del PSC, Miquel Iceta sobre las nuevas evidencias. El portavoz afirmó que su formación está «alarmada» por estas informaciones y reclamó a Mas «dar explicaciones» y que «no siga engañando a la opinión pública, ni esconda la cabeza debajo del ala».
«No nos gustaría llegar a la campaña sin que este tema esté todavía por aclarar», puntualizó el portavoz de los socialistas catalanes y resaltó que el caso Palau es probablemente el de «mayor corrupción de la democracia».
Por su parte, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, también pidió explicaciones a Mas y denunció que el caso Millet «sólo es comprensible cuando alguien desde el Govern ha permitido la impunidad», en alusión al anterior gobierno de CiU.