El levantamiento de cadáveres en las vías de FGC se reducirá a 20 minutos

El nuevo protocolo agilizará los complejos trámites que había en vigor

BARCELONA- Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) está llevando a cabo importantes esfuerzos para mejorar su índice de puntualidad, razón por la cual ha promovido la aprobación de un protocolo de actuación que permita agilizar el levantamiento de cadáveres en las vías ferroviarias, el cual se puso ayer en marcha tras la firma del convenio por parte del conseller de l'Interior, Felip Puig; el presidente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, Miguel Ángel Gimeno; y el presidente de FGC, Enric Ticó. La medida permitirá acortar el tiempo de este proceso a la mitad (de 40 a 20 minutos).

20 casos en 5 años
Con este protocolo lo que se ha pretendido es dotar de mayor coherencia a una ley, la de enjuiciamiento criminal, ya vigente y clarificar el proceso de actuación en los incidentes con resultado de muerte en las líneas ferroviarias, que en los últimos 5 años han sido 20 los casos, principalmente mejorando la comunicación y coordinación entre los tres estamentos implicados: Mossos d'Esquadra, Ferrocarils de la Generalitat y jueces.
«El objetivo es reducir a la mitad el tiempo de espera. La idea es tardar unos 20 minutos en poder volver a poner en uso la línea afectada», explicó ayer Ticó. Con este fin, el protocolo establece que cuando se produzca un atropello de personas o colisión con vehículos en las vías, el Centre de Comandament Integrat de FGC dará aviso a la policía judicial, en este caso los Mossos, que deberá personarse en el lugar del incidente para hacer una primera valoración y poner en conocimiento del Juzgado de Guardia competente todos los datos necesarios para que el juez determine si se debe desplazar el cadáver para restablecer rápidamente la circulación o bien, no tocarlo hasta la llegada del médico forense o la Comisión Judicial.
En el caso en que el juez autorice el movimiento del cadáver, éste será competencia exclusiva de los Mossos –nunca de los empleados de Ferrocarrils de la Generalitat, como ha ocurrido en algunas ocasiones hasta la fecha–. En todo caso, el cuerpo no podrá ser levantado ni trasladado hasta que no se persone en el lugar del incidente el médico forense, quien tras recibir la autorización del juez y siempre y cuando no se requiera la presencia de la Autoridad Judicial, procederá a ello.
Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya ha sido la primera empresa vinculada al transporte ferroviario catalán en poner en marcha este protocolo de actuación pero, según anunció ayer el conseller Felip Puig, «se está estudiando hacer algo similar con Renfe y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB)»