MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
00:20
Actualizado

Audaces medidas para el aprovechamiento de otras 700.000 hectáreas

Antonio Silván pone montes y bosques al servicio del empleo y de los pueblos

  • Antonio Silván pone montes y bosques al servicio del empleo y de los pueblos

Tiempo de lectura 4 min.

29 de enero de 2012. 21:54h

Comentada
30/1/2012

Valladolid- Castilla y León cuenta con una de las superficies forestales más amplias de la Unión Europea. Por este motivo, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, se quiere volcar en esta legislatura para aumentar su aprovechamiento con el objetivo de crear empleo y dinamizar la actividad productiva, sobre todo en el medio rural de nuestra Comunidad.

Y es que, según recordó el 51 por ciento de la superficie de la Región es forestal, creciendo la masa a un ritmo de 30.000 hectáreas al año, lo que supone tener «más superficie por habitante que la media mundial y mucho más que la española y la europea, por lo que hay que sacar provecho de esta riqueza».

Antonio Silván reiteró, por este motivo, la planificación forestal «es una prioridad» en esta legislatura con el compromiso de alcanzar las 700.000 hectáreas, incorporando cerca de 100.000 hectáreas nuevas a este sistema.

Al respecto, señaló que nuestra Comunidad «lidera la certificación de gestión forestal» en España con más de 632.000 hectáreas, el 44 por ciento de España.
El consejero reiteró que el fin es sacar mayor partido a este potencial para «dinamizar la actividad productiva ligada a la madera», ya que la tasa actual de aprovechamiento no llega al 30 por ciento.

Al respecto, declaró que Castilla y León es la segunda autonomía española en producción, al contar con 2.000 empresas, 11.000 puestos de trabajo y más de 1.100 millones de euros de volumen de negocio, aunque la Región consume el doble de la madera que produce. «Tenemos que trabajar en que precisamente esa madera se exporte desde Castilla y León pero una vez que sea transformada, porque esa transformación es la que genera ese valor añadido, esos empleos y, en definitiva, esa aportación a la actividad económica y a nuestro Producto Interior Bruto (PIB)», añadió.

Para conseguir estos objetivos, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se vuelca en la creación de registros de montes y explotaciones forestales y el de empresas e industrias forestales, así como fomentar la certificación forestal, que da el valor a la madera.

Puntera en la Bioenergía
Otro de los sectores que en materia forestal quiere potenciar la Junta es la Bioenergía de la que Castilla y León es un referente en nuestro país con más de 70 millones de toneladas de biomasa al año disponibles.

El responsable regional de la cartera de Fomento y Medio Ambiente subrayó que nuestra Comunidad es la única de España que cuenta con un Plan Específico de Bioenergía y en la Europa de la Unión sólo trece Estados y diez Regiones (de un total de 271) disponen de un programa de estas características

Acemás, explicó que Castilla y León dispone de un total de 577 instalaciones de bioenergía para la producción de electricidad, energía térmica, generación de biocombustibles sólidos y líquidos y biocarburantes.

Antonio Silván también informó de que la Región «es líder en la fabricación de pellets en España, aportando el 20 por ciento de la producción nacional para biocombustible sólido».

Sector estratégico
Asimismo, afirmó que la explotación de la biomasa para la generación constituye un sector estratégico para Castilla y León por la potencialidad de los recursos autonómicos, ya que «somos la Comunidad Autónoma con mayor superficie agrícola y forestal».

Silván dijo que esta materia también es «muy importante» en el respeto a la naturaleza. La producción y consumo de bioenergía contribuye al cumplimiento con el protocolo de Kyoto, «reduce el efecto invernadero, conlleva la limpieza y conservación de los bosques regionales previniendo el riesgo de incendios y fija población en el medio rural generando empleo».

La apuesta del Gobierno Herrera en esta materia, para la presente legislatura, es conservar la biodiversidad como seña de identidad, así como la movilización de un millón de toneladas de biomasa forestal para garantizar el suministro de sector energético asociado a la misma.

El consejero también se ha comprometido a favorecer el mantenimiento de la masa forestal y la defensa contra incendios y regular los aprovechamientos no madereros como son los micológicos, la resina, los frutos como el pinón o la castaña, favoreciendo su comercialización.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs