Mario Luna: «Las mujeres aún esperan a su príncipe azul»

Con firma propia. Profesión: escritor y director-fundador de seduccioncientifica.com. Nació: en 1976, en Valencia. Por qué está aquí: por su libro «ApocalipSex. Los diez mandamientos de la seducción» (Espasa).

Mario Luna: «Las mujeres aún esperan a su príncipe azul»
Mario Luna: «Las mujeres aún esperan a su príncipe azul»

–Ha escrito los diez mandamientos de la seducción. Primero: «Disfruta del momento».
–Hay que ir a dar, no a recibir.

–Segundo: «Impón tu presencia».
–Lo que haces grita más que lo que dices. No confundir presencia con apariencia. Es más importante cómo se dice que lo que se dice.

–Tercero: «Tócala».
–Lo hacemos por ella, para que se sienta segura. Si no hay contacto físico, se produce una barrera invisible.

–Cuarto: «Créetelo».
–Si quieres que crean en ti, debes empezar creyéndote a ti mismo.

–Quinto: «Habla desde ti».
–Hay que hablar de lo que sentimos, de cómo nos afectan las cosas.

–Sexto: «Explota sus méritos».
–Sí, los de ella. Lo que más le excita a ella es lo que tú le dices que te excita de ella.

–Séptimo: «Escala o siembra».
–Avanza en la interacción o vete dejando la puerta abierta.

–Octavo: «Tradúcelas».
–Hay que responder más a sus emociones que a sus palabras, que no van a la par. Dicen «no creo en el amor» y en realidad están pidiendo amor. Las mujeres aún esperan a su príncipe azul.

–Noveno: «No te esfuerces».
–No hay que parecer desesperado o necesitado.

–Décimo: «Haz que te resbale».
–Que no te afecte el fracaso ni el éxito. Si nos emocionamos, perdemos.

–¿Qué valora más una mujer en el hombre?
–Que tenga claro lo que quiere y que sea hombre de acción.

–Está comprobado que los guapos ligan más que los feos, ¿no?
–No tanto. El guapo no es el más seductor. Ellas valoran la belleza menos que nosotros.

–He leído que la inteligencia es un inconveniente a la hora de ligar...
–Hay algo de razón en eso. La inteligencia genera escepticismo, y el escepticismo es malo para seducir.

–Zapatero: «No voy a tirar la toalla». ¿El último intento de un seductor?
–Se le nota la desesperación. A veces no tirar la toalla resta atractivo.

–Depende de lo que esconda la toalla...