La fusión de Unicaja y Liberbank vuelve a las quinielas

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- Política y banca están ligadas, y un ejemplo es el cambio de rumbo que han tomado las quinielas de fusiones entre cajas tras los resultados de las elecciones de las comunidades autónomas. Si antes de los comicios en Andalucía todo apuntaba a que la malagueña Unicaja crearía una alianza con Banco Mare Nostrum (BMN) – encabezada por Caja Murcia–, el giro que se produjo en la comunidad con la reelección del socialista José Antonio Griñán cambió los planes de la entidad.

Unicaja busca ahora una posible fusión con Liberbank, liderada por Cajastur, y más después de que el PSOE haya logrado un acuerdo para gobernar en Asturias, según informa Efe. La entidad malagueña no ha querido hacer comentarios al respecto y recordó que, en el actual proceso de reestructuración financiera, el nombre del grupo ha aparecido varias veces en distintas quinielas. Sin embargo, tras los resultados electorales, Unicaja habría optado por una alianza que «agrade al PSOE», por lo que trataría de cerrar un acuerdo con Liberbank si se cumplen las nuevas estimaciones. Estos rumores llegan después de que las nuevas exigencias de la reforma financiera han puesto en apuros a los cuatro grupos medianos de cajas que quedan en el sector: Unicaja, Liberbank, Ibercaja y BMN.

Economía ha animado a las cuatro –algunas todavía inmersas en integraciones anteriores– a buscar acuerdos de fusión, incluso entre las cuatro, que dieran como resultado un banco con unos activos superiores a los 100.000 millones. Pero lo más factible sería cerrar acuerdos a dos bandas. Queda saber si se cumplen los últimos rumores y cómo acaban las negociaciones.