Atención social y crecimiento retos clave de la Diputación de Valladolid

La institución avanza con la vista puesta en los municipios

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, junto a Alfonso Centeno y Víctor Alonso
El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, junto a Alfonso Centeno y Víctor Alonso

Valladolid- Los servicios sociales, el empleo y los municipios serán los pilares esenciales en los Presupuestos de 2013. Así lo apuntaba el presidente de la Diputación Provincial de Valladolid, Jesús Julio Carnero, quien dio a conocer las grandes cifras de un documento pactado entre los tres grupos que forman la corporación y que desgranó apuntando los compromisos que estarán sobre la mesa, a partir de los 102 millones de euros que su equipo de gobierno gestionará. Entre ellos, un mayor esfuerzo asistencial -«dirigido a mejorar la calidad de vida en los pueblos», detalló-, garantía de los servicios locales, inversión para el empleo, eficiencia energética, presupuesto riguroso encaminado a la reducción del endeudamiento e, igualmente, una actitud reivindicativa con Junta y Gobierno.

De igual manera, el texto presupuestario -que prevé un 3,3 por ciento más de fondos que en este ejercicio, que encara su recta final-, contempla un Plan de Apoyo a las pequeñas y medianas empresas y los emprendedores, que se denominará «Plan Impulso», de cara a propiciar la dinamización económica el medio rural vallisoletano, a partir de 600.000 euros en su primera anualidad. En este punto, recordó que esta iniciativa parte de «una obligación moral que compete a las administraciones y la sociedad en general».

Con el propósito de lograr crecimiento, también se apostará por el turismo, con 4,7 millones de euros.

Las políticas sociales absorberán el 42 por ciento del gasto, con recursos que benefician a más de 30.000 familias en la provincia. Entre estos programas se encuentran los de ayuda a adquisición de libros o los centros de respiro familiar, a los que se suman dos el próximo año: uno en Olmedo y otro en Tordesillas. En lo referente al gasto corriente de los consistorios, se han reservado 11,5 millones de euros, mientras que para la consolidación de Planes Provinciales, y a la espera de los recursos derivados de las administraciones superiores, se han presupuestado 9,5 millones de euros.

Carnero destacó que «se trata de un Presupuesto novedoso y responsable» en el que, según exponía el diputado responsable de Economía, Víctor Alonso, «no se recurre al endeudamiento, manteniendo el principio de estabilidad financiera y rebajando la deuda de la diputación por debajo del 65 por ciento».

Transporte complementario
La Diputación también prevé poner en marcha un Plan Provincial de Transporte, que será complementario al que desarrolla la Junta, denominado «Transporte a la Demanda», porque se aplicará a otros servicios, explicó Carnero.