El PP apostará por la agricultura y el turismo como motor económico

El martes fue la firma de un pacto por la competitividad de la economía andaluza con la patronal en Cádiz y, ayer, una defensa específica de la agricultura. El presidente del PP, Mariano Rajoy, pasó otra jornada más en Andalucía –más de 150 veces en los últimos años ha visitado la región, aseguran en el PP andaluz para demostrar el compromiso con la comunidad autónoma–.

 
 

Parte de la estrategia electoral de los populares pasa por la región, donde se dirimen muchas de las opciones de Rajoy para alcanzar la victoria electoral en los próximos comicios.

Precisamente, el líder del PP anunció que si es elegido presidente del Gobierno en las elecciones generales del próximo 20-N recuperará el Ministerio de Agricultura. Tras visitar la cooperativa Trops de la localidad malagueña de Vélez-Málaga, avanzó que la persona que sea designada ministro de Agricultura en un futuro Gobierno «va a tener que pasar mucho tiempo en Bruselas, escuchando a los productores, a los cooperativistas, y defendiendo los intereses de nuestro país».

Rajoy, acompañado en su visita a la citada empresa por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, o el regidor de Málaga, Francisco de la Torre, indicó que «España tiene unos productos agrícolas de primera categoría y con enorme futuro, que se van a imponer en los mercados en los próximos años», para significar que la agricultura «tiene un enorme potencial de crecimiento».

Quiso recordar que España tuvo «buenos ministros de Agricultura» durante los sucesivos gobiernos del Partido Popular previos al actual Ejecutivo, entre los que citó a Loyola de Palacio o Miguel Arias Cañete, e incidió en la necesidad de implementar políticas encaminadas a la creación de empleo, «objetivo prioritario de cualquier acción política». Éste último es el reto principal del PP y la base del acuerdo firmado con la CEA.

En la misma línea, el presidente del Partido Popular en Andalucía, Javier Arenas, defendió el papel de la agricultura en la economía regional como generadora de la «mejor economía sostenible» y apuntó que gran parte del futuro de Andalucía pasa por «el liderazgo turístico de la región y por nuestro liderazgo internacional en la agricultura y la transformación agroalimentaria».

El también vicesecretario de Política Local y Autonómica de los populares subrayó la importancia de que las empresas andaluzas se puedan internacionalizar para destacar la oportunidad de «volcarse en la Unión Europea», y rememoró que en ocasiones anteriores ya planteó la idoneidad de alcanzar un pacto en Andalucía «para defender nuestros intereses en el marco de la Unión Europea». «No es un interés de partido, sino que vincula a varias generaciones de andaluces de cara al futuro», aseguró.

Además, reiteró la frontal oposición del Partido Popular al acuerdo en materia agrícola entre la Unión Europea y Marruecos, al argumentar que «nunca se cumple y porque nuestra agricultura tiene que competir en igualdad de condiciones con el resto de las agriculturas».


«La mejor economía sostenible»
El PP eligió la cooperativa Trops para la puesta en escena de su defensa del campo andaluz. Ubicada junto al parque tecnoalimentario de la Axarquía, acapara la producción de unos 1.800 agricultores de las provincias de Málaga y Granada, y gestiona el sesenta por ciento del volumen de mango que se produce en España y el treinta de la producción nacional de aguacate. Para Arenas, la agricultura es la generadora de la «mejor economía sostenible» y donde Andalucía debe conseguir «liderazgo internacional».