Fernando Casado: «El Gobierno genera incertidumbre y perjudica las inversiones»

Augura una lenta recuperación para 2011 y alerta de que podría verse perjudicada por la falta de crédito

Fernando Casado: «El Gobierno genera incertidumbre y perjudica las inversiones»
Fernando Casado: «El Gobierno genera incertidumbre y perjudica las inversiones»

–¿Qué situación atraviesa el IEF?
–En una especial por la próxima toma de posesión de Isak Andic como presidente del IEF, que aportará su proyección y su particular visión en un momento interesante, en el que intentamos elevar nuestras propuestas al Gobierno.

–¿Cómo se plantea 2011?
–El consumo ha tocado fondo y la mayoría de empresas venden algo más, el 2% o el 3% aproximadamente, por lo que se empieza a ver una débil recuperación que se prolongará en 2011. No obstante, las pymes continúan con dificultades para financiarse y las grandes empresas han visto cómo se encarece el crédito, lo que puede incidir negativamente en la recuperación y distorsionarla.

–Hoy comienza el XIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar. ¿Qué temas se tratarán?
–Será un evento muy significativo con ponentes de primer nivel, como Rajoy, Pérez Rubalcaba, Botín, Brufau o Del Pino. Los temas claves serán la diversificación y la internacionalización.

–¿La salida al exterior de la empresa es clave para superar la crisis?
–La internacionalización es fundamental. Las empresas que más han salido fuera de España han evolucionado mucho mejor. Los países con mayores expectativas de crecimiento son Brasil, México o el Este de Europa.

–¿Qué propuestas transmiten a las empresas?
–Abogamos por una mayor relación entre familia y empresa, una gestión marcada por el liderazgo, el talento y la formación, y por una mayor importancia del I+D+i. Es necesario invertir más, sobre todo, en centros universitarios.

–El Gobierno estudia una nueva subida de impuestos si no se cumplen los objetivos de déficit.
–Lo único que genera es incertidumbre. Provoca que no se invierta, algo esencial para sobreponernos a los altos niveles de paro.

–¿Van a ayudar en algo los últimos cambios en el Ejecutivo?
–En principio el cambio es positivo, pero esto tiene que cristalizar en un programa que responda a las expectativas y nos saque de las incertidumbres actuales.

–¿Y el Presupuesto de 2011?
–Hubiese sido preferible que el recorte fuese en el gasto. Las inversiones productivas son esenciales para mejorar la competitividad de la economía.

–¿Qué le falta y qué le sobra a la reforma laboral?
–Es un paso adelante, pero insuficiente. Hay que concretar más cuestiones como el absentismo laboral, la reducción de las cuotas y la negociación colectiva y aclarar las causas del despido. Con el nuevo ministro de Trabajo, la reforma evolucionará más hacia el marco de otros países europeos.

–Se habla de la baja productividad como un lastre de la economía.
–Habría que relacionar los salarios a la productividad, no al IPC, luchar contra el elevado absentismo y potenciar la formación. Que el 30% de los escolares abandonen los estudios es un talón de Aquiles que no nos podemos permitir.

–La fusión de las cajas avanza.
–Es positiva, pero está siendo más lenta de lo deseable para dar garantías del sistema financiero en el exterior. Habrá más movimientos y nuevas reorganizaciones posiblemente en 2011.

–¿Cómo afecta a la empresa la distinta fiscalidad autonómica?
–Las regiones más atractivas son las gobernadas por el PP, que cuentan con un mejor trato fiscal, aunque País Vasco y Navarra son líderes en ese sentido.

–¿Qué cualidades debe tener el próximo presidente de la CEOE?
–Ante todo debe tratarse de un empresario con experiencia.

–¿Y la reforma de las pensiones?
–La edad de jubilación debe ir de los 65 a los 70 años, según los sectores. Debería tenerse en cuenta la totalidad de la vida laboral para el cálculo de las pensiones.