África

Se manifiestan en Marruecos contra la Constitución y por más libertades

Varios miles de personas se manifestaron hoy en distintas ciudades marroquíes para reclamar mayores libertades y en contra de la Constitución aprobada el pasado 1 de julio por una abrumadora mayoría de la población.

Convocados por el Movimiento 20 de febrero, los manifestantes, en su mayoría jóvenes se echaron a las calles de Rabat, Casablanca, Tánger y otras ciudades más pequeñas en reclamo de "libertad, dignidad y justicia social". En Rabat, la marcha de unas 2.000 personas por el centro de la ciudad fue sensiblemente menos concurrida que las anteriores convocadas por el movimiento, y transcurrió en un ambiente pacífico pese a las provocaciones de unas decenas de contramanifestante promonárquicos a los que la policía impidió llegar hasta sus adversarios.

"La Constitución no representa a los marroquíes", "Basta de empobrecer a los pobres y enriquecer a los ricos", "sí a una vida digna"eran algunas de las pancartas que portaban los manifestantes, entre los que abundaban simpatizantes del movimiento islamista ilegal Justicia y Caridad, aunque no llevasen ningún signo de identificación externa. "Estamos de nuevo en la calle porque queremos una verdadera constitución democrática y del pueblo, no una constitución de la monarquía", dijo a Efe Osama Jalifi, uno de los fundadores del Movimiento 20 de febrero.

Los eslóganes y cánticos fueron abundantes contra el despotismo, la corrupción, el gobierno o el sistema policial, mientras que los contramanifestantes, muchos de ellos envueltos en banderas marroquíes y gritando "Viva al rey", los acusaban constantemente de "traidores"y de "agentes"obedientes a actores extranjeros. Numerosos conductores de taxis pararon sus vehículos, adornados con fotos del rey y banderas nacionales, para proclamar su apoyo al rey y la Constitución, pero más numerosos fueron todavía los ciudadanos que observaron unas y otras manifestaciones con evidente curiosidad y sin intervenir.

En Casablanca, otro portavoz del 20 de febrero, Ahmed Mediany, explicó que otra manifestación similar tuvo lugar en el barrio popular de Hay Mohamedi-Al Ulfa "en un ambiente pacífico y sin la aparición de contramanifestantes". Mediany aseguró que convocaron a unas 30.000 personas, cifra que no pudo ser contrastada con otros medios, y señaló que "el Movimiento 20 de febrero no ha perdido fuerza tras el referéndum"constitucional. El 20 de febrero, junto con Justicia y Caridad y otra formación izquierdista pidieron boicotear aquella consulta -ningún grupo pidió el voto negativo-, que finalmente fue aprobada con un 98,5 % de votos afirmativos y una participación del 73,4 %.

La constitución aprobada el pasado 1 de julio supone un mayor peso para la figura del primer ministro, mientras que el rey cede algunos de sus poderes más simbólicos pero no lo esencial de sus funciones. Por su parte, la agencia oficial MAP aseguró que las manifestaciones fueron abundantes (hasta sumar 40.000 personas), pero en este caso para apoyar la nueva Constitución, y precisó que las mayores concentraciones se registraron en Casablanca, Fez, Agadir y Marrakech.