El Juli cuatro orejas tras una vibrante actuación en México

México- El Juli no desaprovechó la oportunidad de sacar todo lo que tiene dentro y puso a la Monumental de México a sus pies en el festejo que conmemoraba el 66 aniversario de la plaza. Se reivindicó así el torero madrileño con esta actuación en tierras americanas, ya que la negociación de los derechos de imagen le está costando quedarse fuera de algunas ferias españolas, como la de Fallas, presentada recientemente.


Un aniversario que recordarán los 35.000 aficionados en el coso de la capital azteca por la valentía del diestro madrileño, que resultó cogido de manera aparatosa por el primer astado de la tarde. Se repuso con raza y cerró una faena que le valió dos trofeos. Desorejó también a su segundo ante la entrega total de los aficionados al arte y maestría que muestra El Juli.
El resto de alternantes no fallaron, pero no alcanzaron la luz que desprendió el madrileño. José María Manzanares, que reapareció tras varias intervenciones en su mano izquierda, logró buenos muletazos en su primero del cual obtuvo un trofeo. El sexto fue devuelto, en su lugar salió un sobrero que no le dio opción al diestro alicantino. Lo pasaportó de estocada y escuchó una ovación. Por su parte, el torero mexicano José Mauricio se llevó una oreja de su primero tras una faena de buena calidad. El otro torero nacional del cartel, Diego Silveti estuvo por encima de sus contrincantes, pero todo quedó en ovaciones. Se lidiaron nueve toros, un sobrero en sustitución del sexto, de la ganadería de Xajay. El Juli, dos orejas en ambos; Manzanares, oreja y ovación; Mauricio, oreja y ovación; Silveti, ovación en ambos. 35.000 espectadores.
 

Por otra parte, Luis Bolívar salió a hombros del festejo celebrado el pasado domingo en la Santamaría de Bogotá (Colombia) al cortar un trofeo de cada uno de sus antagonistas. Se lidiaron seis astados de la ganadería de Mondoñedo, el 4º premiado con la vuelta al ruedo. Ramses, división de opiniones y vuelta al ruedo (aviso); Luis Bolívar, oreja y oreja; Santiago Naranjo, silencio en ambos. La plaza registró media entrada en los tendidos.